lunes, 21 de diciembre de 2015

Galgo español

Introducción
El galgo español, como su propio nombre indica, tiene como procedencia España. Dentro de los galgos se trata sin duda de uno de los más veloces debido a su tamaño relativamente reducido y gran maniobrabilidad.
Se reconoce fácilmente esta raza por su silueta: patas y cuello largos, pecho profundo, vientre muy reducido, orejas relativamente pequeñas, hocico largo, gran potencia muscular y pelaje muy corto.
Existen una gran variedad de coloraciones: atigrado (quizás el más abundante), blanco, negro, manchados, canela, ...

Galgo español
Hembra de galgo atigrado

Habilidad
El galgo español es un perro cazador, especializado sobretodo en cazar liebres. Son perros con una potencia muscular increíble pero con un peso muy reducido. Su forma, similar a la del guepardo, les permite alcanzar velocidades de hasta 65 km/h.
Por su velocidad y agilidad es una de las pocas razas de perro capaces de alcanzar una liebre.
Tiene mejor vista que oído, puesto que para cazar a grandes velocidades la capacidad auditiva no es necesaria, pero sí en cambio una gran agudeza visual.

Galgo corriendo
Galgo corriendo alegremente

Tamaño
Los machos suelen medir unos 65-70 cm (altura de la cruz), mientras que las hembras son más reducidas: 60-68 cm.
El peso suele oscilar entre 22 y 25 kg.

Carácter
El galgo es de por si un perro muy dócil y tranquilo.
Puede pasar largas horas durmiendo en un cojín o, muy habitualmente, en el sofá para luego activarse depronto y hacer algunas carreras por casa.
Es una raza muy tranquila, cariñosa y sumisa, por lo que es ideal para tener en casa con la familia. Tiende a cuidar de la familia, por lo que al llegar a casa bebés recién nacidos tienden más a "adoptarlos" que no a sentirse celosos.
Al contrario de lo que suele parecer no necesitan mucha actividad. Como es normal necesitarán varios
paseos diariamente, y es recomendable al menos dos veces a la semana dejarles que corran y quemen toda su adrenalina. Cuando tienen necesidad de correr lo notaremos rápidamente: empezarán a correr por casa y a querer jugar, y los notaremos algo acelerados.
Al tratarse de una raza que puede correr a gran velocidad no deberemos dejarlos sueltos si no están acostumbrados a nosotros, ya que si intentan escapar será casi imposible alcanzarlos. Lo mejor es al principio dejarlos libres únicamente en zonas valladas.

Hembra de galgo revolcándose en el césped
Hembra de galgo revolcándose en el césped

Les gusta jugar con las personas y con otros perros (siempre que no les tengan miedo), aunque de por si su forma de jugar consiste en hacer carreras y perseguirse. A menudo pueden aprender a jugar también con alguna pelota o frisbee.

Son perros inteligentes aunque no son los típicos perros que pueden adiestrarse para lo que sea. Aprenden fácilmente a sentarse, a esperar antes de comer, ..., pero no es la raza ideal para aprender "malabarismos".

Hembra de galgo blanca con manchas negras
Hembra blanca con manchas negras

Problemática
Habitualmente los galgos españoles son adoptados. Por este motivo son frecuentes los miedos a las personas, perros, coches, ... Es muy importante informarse bien para actuar de la mejor forma desde el primer día y conseguir así que poco a poco pierdan sus miedos.

No son recomendables para convivir con gatos u otras pequeñas mascotas debido a su instinto cazador, aunque muchos ejemplares se acostumbran a ello.

Aunque hayan sido perros maltratados y suelan tener problemas de malnutrición cuando llegan a casa, lo mejor que se puede hacer es ser igual de firmes que con otros perros: deben comer cuando toca y lo que toca (si se les premia constantemente con salchichas, galletas, ..., pueden acabar pesando unos quilos de más), y deben aprender lo que puede hacer y lo que no: subir al sofá, comer de la mesa, ...

Galgo adoptado en Galgos 112
Galgo adoptado en Galgos 112

En España el galgo ha sido siempre un perro de cazadores, y debido a su resistencia y sumisión suelen ser animales cuidados deficientemente. A menudo cuando un galgo no sirve para cazar es abandonado o sacrificado de las formas más impensables. Por este motivo existen muchas asociaciones que se dedican a recoger estos perros y darlos en adopción.

Recomendaciones
Al principio deberemos comprarles un collar tipo "martingale" o anti-escape. Este tipo de collares en el momento en que el perro tira de la correa se les aprieta al cuello. Es muy recomendable ya que debido a su pequeña cabeza con un simple tirón hacia atrás podrían librarse de un collar normal y corriente.
No recomiendo correas extensibles, puesto que los galgos tienen mucha fuerza y potencia y con un tirón pueden marcharse en un momento a varios metros de nosotros, con la dificultad de recuperación de la correa que eso conlleva.
Los platos del agua y de la comida deberían estar a 30-40 cm del suelo, ya que les será más fácil tragar (tienen un cuello muy largo y comiendo del suelo pueden atragantarse).

Galgos paseando por la ciudad
Galgos paseando por la ciudad

Texto e imágenes: Enric Pàmies


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...