domingo, 29 de noviembre de 2015

Tortuga rusa - Mantenimiento de crías en cautividad


Las crías de tortuga rusa (Testudo horsfieldii) requieren un mantenimiento similar a los ejemplares adultos. En este caso, pero, recomiendo que se evite la hibernación en su primer invierno.
En la naturaleza, como es lógico, hibernan desde su primer año, pero al tratarse de ejemplares tan pequeños y que han tenido muy poco tiempo para alimentarse y acumular reservas (suelen nacer en septiembre) en cautividad es mejor ahorrarles ese mal trago. De esta forma podemos evitar algunas bajas y bastantes enfermedades.

Cría de tortuga rusa
Cría de tortuga rusa

Instalaciones
Las tortugas rusas nacen con apenas unos 3 cm de largo y ancho de caparazón; si dejamos estas crías al aire libre pueden ser presa de urracas y gatos, por lo que es mejor tenerlas el primer año en un terrario interior.
Debemos poner al menos 10 cm de profundidad de sustrato, que puede consistir en mantillo, coco chips y pequeños trozos de corteza. Yo además suelo ponerles algunas piedras y plantas, para hacerlo más natural y que se acostumbren a evitar obstáculos. Podemos tener un lado del terrario con una mayor cantidad de sustrato, de tal forma que se cree un pequeño montículo con poca inclinación.

Además debe haber un pequeño refugio, que puede ser tan solo un trozo de croteza de alcornoque sobre dos piedras.

Terrario para tortugas rusas
Terrario para tortugas rusas

Refugio para tortugas
Refugio

Luces y temperatura
Estas tortugas habitan en zonas bastante frías por lo que no requieren una temperatura demasiado
elevada. En mi caso les he puesto una lámpara tipo spot durante el día para mantener el terrario a unos 24-25ºC. Este tipo de luz es ideal también para que puedan asolearse. Debe ubicarse la lámpara en un extremo del terrario para que exista un punto caliente y una zona algo más fresca (las tortugas elegirán la zona que prefieran en cada momento).
Por la noche apago la luz, cubro la parte superior del terrario y dejo que baje hasta la temperatura ambiente de mi casa (no bajará de los 18ºC durante el invierno).
El terrario de la imagen es abierto, sin tapa. En el caso de tener un terrario totalmente cerrado deberemos ir con cuidado de que no suban demasiado las temperaturas.

El terrario debe ubicarse en un rincón de la habitación que no tenga corrientes de aire. Lo más importante es evitar cambios bruscos de temperatura, ya que suelen ser la principal causa de los resfriados.

Tortugas rusas en la zona caliente del terrario
Tortugas en la zona caliente del terrario

 Alimentación
La alimentación es similar que en los ejemplares adultos: lechugas de distintos tipos, col, berros, escarola, diente de león, plantago, jaramago, cerraja, canónigos, llantén, ... Lo más importante es que tengan una dieta bien variada.
En este terrario no he puesto ningún recipiente con agua. Con el agua que llevan sus alimentos (sobretodo la lechuga) y los baños con agua tibia cada dos días estarán suficientemente hidratadas. Además, en el caso de esta especie incluso los ejemplares adultos no suelen bañarse ni beber aunque tengan un plato con agua.

Tortuga rusa - Mantenimiento de crías en cautividad
Pequeña tortuga rusa evitando algunos obstáculos

Comportamiento
Los neonatos de tortuga rusa suelen ser muy activos durante el día. A los 2-3 días de nacer ya suelen empezar a comer, y son grandes amantes de tomar el sol varias horas al día.
Tal y como sucede con los adultos, se trata de tortugas que suelen enterrarse en el substrato. Cuando llega la noche desaparecen, para volver a salir cuando sale el sol (o les encendemos la luz, en este caso).
Los primeros días tendrán todavía el "diente de huevo", un pequeño pico en la nariz que les ayuda a abrir el huevo para salir del cascarón. Al cabo de algo más de una semana pierden esta protuberancia, de la misma forma que terminan de cerrar el "ombligo".

Tortuga rusa (Testudo horsfieldii) en el terrario
Tortuga disfrutando de un paseo por su terrario

Texto e imágenes: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...