martes, 29 de septiembre de 2015

Enriquecimiento ambiental para las tortugas

Los programas de enriquecimiento se utilizan hoy en día en la mayoría de zoos. Básicamente se utilizan para felinos, simios y algunos tipos de ave, pero son beneficiosos para la gran mayoría de animales.
Los animales que viven en cautividad, a menudo no tienen mucho espacio para moverse e investigar. Podríamos decir que al final los animales se acaban aburriendo en extremo, llegando a provocar problemas psicológicos como las estereotipias. Esta enfermedad seguro que la habéis visto más de una vez en distintos tipos de animales. Consiste en que los animales cogen vicios, como podría ser dar vueltas sobre sí mismos o correr dando vueltas por el cercado siempre en la misma dirección.

En las tortugas este tipo de comportamientos no han sido muy observados, pero todos los cuidadores de tortugas habrán observado ejemplares muy parados, que parece que estén medio deprimidos.

Para evitar estos problemas y mejorar el estado físico y psíquico de nuestros animales, propongo una serie de programas de enriquecimiento de su ambiente:
 
Para tortugas que habitan la mayor parte del tiempo en tierra:
- Se recomienda que las instalaciones sean lo más espaciosas posible, para que las tortugas puedan caminar e investigar por una zona extensa.
- Se le deben dar los alimentos enteros, sin trocearlos previamente. De esta forma la tortuga debe esforzarse por cortar el alimento con el fin de írselo comiendo poco a poco. Por ejemplo se le pueden dar hojas enteras de endibia, una manzana en trozos grandes,... El tipo de alimento dependerá de la especie a la que pertenezca la tortuga.
- Es altamente recomendable plantar una serie de plantas silvestres y distintos tipos de vegetales, para que las tortugas se autoabastezcan. Es muy sencillo plantar jaramago, diente de león, cerrajas, lechugas, canónigos,...

Tortuga griega (Testudo marginata) entre algunas plantas

- Se debe variar mucho la alimentación. De esta forma la tortuga observará los tipos de comida que prefiere. Además, una dieta variada es muy sana para las tortugas, ya que de esta forma absorben todas las vitaminas y minerales esenciales.
- La comida se les puede ir cambiando de sitio. Si siempre se la damos en un mismo punto del recinto o terrario, sabrán que yendo hacia ese punto siempre encontrarán comida. De esta forma tendrán que ir buscando por el recinto para encontrar el alimento.
- Otra opción es también ir cambiando el horario en que se les da la comida. De esta forma estarán todo el día buscando la comida.
- Se puede poner un hueso de sepia en el terrario para que las tortugas lo vayan mordiendo. Esto evita el crecimiento excesivo del pico y les añade una buena cantidad de calcio a su dieta.
- En el recinto se deberán poner múltiples rocas, troncos y desniveles que deban sortear. Las pequeñas montañas y rocas deben tener desniveles graduales, de forma que las tortugas no puedan volcar. Es evidente que en la naturaleza encontrarán estos obstáculos, por lo tanto con este método estarán más fuertes y en forma.

Testudo marginata sobre una roca

Tortuga rusa (Testudo horsfieldii) saltando un tronco


- También es bueno ir cambiando la decoración del recinto. Se les deben cambiar los escondites, las plantas, el agua,... Con estos cambios de entorno conseguiremos que las tortugas investiguen el recinto más a menudo.
- Un recipiente con agua es muy efectivo para aliviar la sed de las tortugas y para darse baños. Estos recipientes deben tener un acceso muy fácil, para que la tortuga no se vuelque y se ahogue. Con este método la salud de la tortuga mejorará bastante. Además, estos recipientes se pueden ir cambiando de sitio.

Para tortugas que habitan la mayor parte del tiempo en el agua:
- Alimentos enteros: Se les podrá dar a las tortugas carnívoras u omnívoras trozos de carne y pescado de tamaño considerable. De esta forma tienen que esforzarse por partir el alimento. El pescado se les debe dar entero, ya que las espinas son una buena fuente de calcio.
- Se pueden instalar en el acuario o estanque varios tipos de plantas acuáticas comestibles. Será un buen aporte de vegetales para las tortugas omnívoras, y las que sean herbívoras también se las comerán a gusto, debiéndolas cortar y arrancar para comérselas.
- Dar alimento vivo a las tortugas acuáticas es muy beneficioso, ya que deberán poner a prueba sus reflejos y sus habilidades para la caza. Para este fin son aconsejables los peces y los renacuajos.
- Un hueso de sepia les irá muy bien como aporte de calcio y para que el pico no les crezca más de lo que debe.
- Un buen invento es el dispensador de gusanos de la harina. Consiste en un tubo tapado por ambos extremos. Se cuelga de forma horizontal encima del acuario o estanque, y en la parte inferior se hacen agujeros lo suficientemente grandes para que pase un gusano de la harina. Se llena el tubo de este tipo de gusanos y se cuelga. Con este método irán cayendo al agua de forma gradual los gusanos, y las tortugas estarán siempre al tanto de posibles presas.
- Los cambios en el entorno en estas tortugas son más dificultosos, ya que no se puede cambiar la forma de un estanque o acuario.
- Es bueno también darles una dieta bien variada, en distintos puntos del acuario o estanque y a distintas horas del día.
- Por último quiero recomendar para las tortugas acuáticas que NO sean muy agresivas (por lo tanto se excluyen las Chelydra, Macrochelys, Apalone,...) que estén por lo menos en parejas. Durante los largos años en que he tenido tortugas he observado que los animales viven mejor si están con un compañero. Cuando son pequeñas, ven que el otro comen y ellas lo imitan, se ponen todas juntas a tomar el sol,...
Vi un caso puntual de una tortuga que no nadaba, y por eso le habían puesto poca agua. Tampoco comía, y parecía estar como deprimida. Luego la juntaron con dos tortugas más y cambió totalmente su comportamiento. Ahora esta tortuga es una hembra de 20 cm que está la mar de sana y activa.

Artículo escrito por: Enric Pàmies
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...