domingo, 15 de septiembre de 2013

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones
Ejemplar adulto de Centrochelys sulcata - Imagen de Enric Pàmies
 
Centrochelys sulcata  (Miller, 1779)  
Tortuga de espolones
Inglés: African spurred tortoise
Alemán: Spornschildkröte

Taxonomía: Pertenece a la familia Testudinidae (tortugas de tierra). Recientemente se está discutiendo sobre si pertenece al género Geochelone o constituye un nuevo género llamado Centrochelys. La hemos incluido en este nuevo género basándonos en algunos autores, pero es probable que con el tiempo se determine con más exactitud el género al que pertenece.
Es la única especie de este nuevo género Centrochelys, y no se le atribuyen subespecies.

Especies similares: La especie que tiene los hábitos más similares es la tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis). Es muy fácil distinguirlas físicamente, puesto que la tortuga leopardo es más pequeña, más abombada y tiene una coloración muy distinta.

Morfología: Esta especie de tortuga recibe el nombre de tortuga de espolones debido a que tiene en las patas delanteras unas escamas muy grandes y fuertes.
Nos encontramos ante la tortuga continental de mayor tamaño y peso (las dos tortugas terrestres más grandes del mundo viven en hábitats insulares).
Tienen el caparazón muy grande, pero no excesivamente abombado, y se les distinguen claramente los escudos de crecimiento. Los escudos suelen ser muy abombados, con síntomas de piramidismo, ya que estos animales crecen con mucha rapidez. El caparazón es de color marrón claro, al igual que su plastrón y que la cabeza y las patas.
En los ejemplares juveniles el caparazón es claro, pero las líneas que separan los escudos son bastante oscuras y dobles.
La verdad es que esta tortuga tiene una coloración que le facilita el camuflaje en su hábitat, en la sabana africana, ya que es del mismo color que la vegetación seca y que el suelo.

Pequeña sulcata alimentándose
Pequeña sulcata alimentándose - Imagen de Miguel Carmona

African spurred tortoise
Detalle de la cara de un adulto - Imagen de Jonathan J. González

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones
Los juveniles tienen una coloración algo más oscura, pero la van perdiendo con el tiempo
 (Foto cedida por IIWarII)

Centrochelys sulcata y Stigmochelys pardalis
Dos tortugas de espolones junto una Stigmochelys pardalis - Imagen de Enric Pàmies
 
Dimorfismo sexual: El macho suele ser más grande, y tiene una colar también mayor. Los escudos anales están más abiertos y los escudos gulares son más largos.

Tamaño: Pueden alcanzar los 80 cm de largo y los 100 Kg de peso.

Distribución: Tiene una zona de distribución que abarca una franja del centro de África, que va desde el norte de Etiopía hasta Mauritania.

Hábitat: Su hábitat acostumbran a ser sabanas y praderas semiáridas, pero también se la puede encontrar en zonas más desérticas y en algunas zonas montañosas.

Centrochelys sulcata copulando
Dos ejemplares durante la cópula - Imagen de María Rosa Martínez

Centrochelys sulcata de gran tamaño
Centrochelys sulcata de gran tamaño - Imagen de Jonathan J. González

Dos machos de tortuga de espolones peleando
Dos machos peleando - Imagen de Enric Pàmies

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones
Ejemplar juvenial - Imagen de IIWarII
 
Mantenimiento: No es una especie recomendable para principiantes, puesto que tiene unos requerimientos de calor bastante altos y necesita mucho espacio. Se debe tener en un terrario muy grande acondicionado
adecuadamente, con algún sistema de calefacción y luz. Debe tener muy poca humedad.
Debe tener lámparas de luz UVB (suele usarse un tubo del tipo 8.0, para especies tropicales y desérticas, aunque algunas marcas no fabrican este tipo de tubos por lo que podemos pasar a utilizar un 5.0) y lámparas calentadoras, que hagan que en el terrario haya puntos desde 22 ºC hasta 32 ºC.
Necesitará mucho espacio, ya que es una especie a la que le gusta mucho andar y además se debe tener en cuenta su considerable tamaño.
La valla del recinto debe estar hecha a conciencia, ya que estos animales tienen mucha fuerza y podrían destrozarla.
En verano es aconsejable mantenerla al exterior, siempre que los días sean calurosos. Debe tener una pequeña cabaña para esconderse en los días más fríos y lluviosos.
Es posible mantenerla en invierno en una cabaña acondicionada (con calefacción y luz) al exterior, siempre y cuando la tortuga ya sea adulta y tenga un buen tamaño.
Debe tener un recipiente con agua poco profundo, para poder beber y bañarse.

Alimentación: Es una especie estrictamente herbívora. Se deberá alimentar a base de plantas silvestres y vegetales. Los más recomendables son: césped, diente de león, achicoria, alfalfa, trébol, lechuga, escarola, col china, endibia y un poco de zanahoria. No se debe abusar de las coles y espinacas, pues tienen demasiado ácido oxálico. Tampoco es recomendable darles vegetales jugosos, como tomate, pepino,...
El cactus sí que puede formar parte de su dieta, ya que contiene gran cantidad de fibra. También aceptará hojas de algunos árboles y malas hierbas.
Nunca se les debe suministrar fruta.
Se recomienda que se le complemente la dieta con calcio, pues tiene un crecimiento muy rápido.

Machos de sulcata peleando
Pelea entre dos machos de sulcata - Imagen de Enric Pàmies

Geochelone sulcata y Geochelone pardalis
Véase la diferencia de tamaño respecto una tortuga leopardo adulta - Imagen de Enric Pàmies

Pequeña cría de Centrochelys sulcata alimentándose
Pequeña cría alimentándose - Imagen de Miguel Carmona

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones
Ejemplar adulto del CRT de l'Albera - Imagen de Enric Pàmies

Centrochelys sulcata - Tortuga de espolones
Esta especie crece rápidamente los primeros años - Imagen de Enric Pàmies
 
Comportamiento: Es una especie que si se cuida a la temperatura y humedad adecuadas se adapta bien al terrario. No acostumbra a ser agresiva.
No se debe permitir que pase una hibernación, porque al tener un origen africano no soportan bien el frío.
Si se le da una dieta variada y equilibrada, es una tortuga muy activa y que crece muy rápidamente.
Loas machos poseen un escudo gular muy largo que usan en las peleas por marcar la dominancia, e intentan volcarse con movimientos bruscos (poseen una gran fuerza en las patas anteriores).

Reproducción: La reproducción en cautividad se ha conseguido muchas veces. La puesta suele constar de unos 15 huevos. Pueden haber varias puestas en un mismo año.
Las crías cuando nacen miden entre 4 y 5 cm. La incubadora debe estar entre 28 y 30 ºC, y la humedad deberá ser de un 80 %.

Problemática: El principal problema de esta especie es que necesita un recinto bastante amplio, muy seco y bastante caluroso. Si no se cumplen estos requerimientos, puede padecer enfermedades respiratorias graves.
La alimentación debe ser variada, y estas tortugas pueden consumir una gran cantidad de vegetales cada día.

Legislación: Está incluida en el Apéndice II de la CITES.

Bibliografía consultada:
- AVANZI, M. / MILLEFANTI, M. (2004) - El gran libro de las tortugas. Editorial De Vecchi, Barcelona.
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx edicions, Barcelona.
- FIFE, R. / FIFE, J.D. (2006) - Leopard tortoises. The Turtle and Tortoise Preservation Group's.
- VETTER, Holger (2005) - Leopard and African Spurred Tortoise. Edition Chimaira, Frankfurt.
- VETTER, Holger (2002) - Turtles of the world Vol.1. Africa, Europe and Western Asia. Edition Chimaira, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...