sábado, 26 de enero de 2013

Vocabulario técnico - Tortugas


En esta sección encontraréis algunas palabras y expresiones técnicas relacionadas con el mundo de las tortugas, con una pequeña definición para que se entienda su significado.

- Anillos de crecimiento: Se llama anillos de crecimeinto a las distintas líneas que se pueden observar en cada escudo del caparazón de una tortuga. Estas líneas son formadas durante el crecimiento del animal, en el que el caparazón aumenta de tamaño. Estas líneas no nos servirán para determinar la edad de una tortuga, ya que muy a menudo estos animales crean varios anillos de crecimiento cada año (sobretodo en sus primeros años de vida).

- Brumación: Se trata de una hibernación de corta duración. Se recomienda en algunas especies de climas tropicales, ya que puede ser muy positivo para la reproducción de dichos ejemplares.

- Caparazón: El caparazón está compuesto por varios huesos encajados entre sí cubiertos por una capa de bastante dureza. Esta capa que podemos apreciar se divide en varios escudos, que no coinciden ni en forma ni en tamaño con las distintas placas óseas.
El caparazón puede tener distintas formas y tamaños dependiendo de la especie.

- Diapausa: En las tortugas pueden provocarse en 2 casos:
Diapausa como hibernación severa en tortugas que habitan en climas muy extremos, llegando prácticamente a congelarse el animal (no es frecuente entre las tortugas, pero sí en insectos, algunos anfibios, ...).
Diapausa como interrupción del desarrollo embrionario en puestas realizadas en épocas del año con climas fríos. En algunas especies que realizan puestas en septiembre-octubre, por ejemplo, si en ese año el clima es más frío de lo habitual es posible que el huevo entre en diapausa, por lo que el embrión no empezará a crecer hasta la primavera siguiente.

- Enriquecimiento ambiental: Se trata de una seria de cosas que los cuidadores de tortugas pueden hacer para conseguir que los ejemplares que mantienen estén más sanos y más en forma.

- Escudos: Se llaman habitualmente escudos a las placas en las que se divide el caparazón y el plastrón de una tortuga. Cada especie tiene un número determinado de placas, y en ellas se puede observar a menudo el crecimiento de una tortuga (se llaman anillos de crecimiento).

- Espaldar: Parte superior del caparazón.

- Estivación: Letargo provocado por temperaturas excesivamente elevadas. Es frecuente en especies que habitan en zonas desérticas o de tipo estepario.

- Galápago: Se llama galápago a algunas especies de tortugas de hábitos dulceacuícolas, como por ejemplo Mauremys leprosa (galápago leproso).

- Hibernación: Letargo provocado por temperaturas bajas. Es muy frecuente en especies que viven en climas templados y fríos, ya que durante estas épocas más frías las tortugas no son capaces de estar activas (al ser una animal de sangre fría, su temperatura corporal dependerá de la temperatura ambiental).

- Incubación artificial: Se llama incubación artificial al hecho de incubar las puestas de las tortugas de forma controlada. Para ello se utilizan incubadoras (que pueden ser de las comercializadas en tiendas especializadas o de tipo casero), en las que se mantiene una temperatura y humedad adecuada para el desarrollo embrionario de cada especie.

- Letargo: Periodo de tiempo durante el cual un animal permanece "dormido" para reducir su desgaste energético al mínimo, debido principalmente a temperaturas extremas (tanto por exceso de calor como por exceso de frío).

- Piramidismo: Es una enfermedad o deformación relativamente frecuente en tortugas terrestres. Se puede reconocer esta deformación porque en estas tortugas cada escudo del caparazón crece con un gran relieve, con forma de pirámide. Esta enfermedad puede ser ocasionada por exceso de proteínas en la alimentación o también por falta de humedad en el recinto o terrario, aunque es posible que algunos ejemplares sean más susceptibles de padecer esta deformación por causas genéticas (es posible ver cierta piramidización en un ejemplar criado conjuntamente con otros animales de su misma especie, por lo que la alimentación y humedad es la misma para todos ellos). 

- Placas del caparazón: Equivalente al término descrito en esta sección llamado Escudos.

- Plastrón: Parte ventral del caparazón de una tortuga. Suele utilizarse para medir a estos animales, ya que es plano (no como su caparazón). Esta parte del caparazón nos puede indicar el sexo de una tortuga (según su concavidad y la apertura y tamaño de los escudos anales). El plastrón puede tener más o menos superficie dependiendo de cada especie, y en algunos casos puede poseer una articulación que permite a las tortugas cerrarse a modo de caja.

- Quelonio: Es una palabra utilizada como sinónimo de tortuga, en su significado más genérico.

- Quilla o quillas: Se denomina quilla o carena a las zonas del caparazón de algunas tortugas que muestran un claro relieve longitudinal. La mayoría de especies no poseen quilla, pero podremos encontrar otras especies con 1, 3 o incluso más quillas.



Artículo realizado por: Enric Pàmies

domingo, 20 de enero de 2013

Instalaciones para tortugas de los géneros Centrochelys, Stigmochelys, Dipsochelys y Chelonoidis


A continuación describiremos las características que deberán tener las instalaciones que deban albergar tortugas de las siguientes especies: tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis), tortuga de espolones (Centrochelys sulcata), tortuga de las Seychelles (Dipsochelys dussumeri) y tortuga de las Galápagos (Chelonoidis nigra).

Tortuga de espolones (Centrochelys sulcata) en un recinto al aire libre

Tortuga de las Seychelles (Dipsochelys dussumeri) en el Zoo de Barcelona

Al tratarse de especies que llegan a alcanzar un gran tamaño, deberemos tener en cuenta que podremos mantener en terrarios "comerciales" únicamente las crías y los juveniles. Un modelo de este tipo de terrarios es el siguiente: Terrario para crías y juveniles de tortuga leopardo
Estas tortugas suelen tener además un crecimiento muy rápido, por lo que es muy probable que un terrario se acabe quedando pequeño rápidamente.

Para los ejemplares adultos tenemos básicamente dos opciones:

- Habilitar un terrario de gran tamaño o una habitación, donde se pueda regular la temperatura con algún calefactor o con bombillas. Estos terrarios deberán tener lámparas cerámicas para mantener el calor, luz uva/uvb para que las tortugas puedan absorber todas las vitaminas necesarias y algunas lámparas tipo spot (como las conocidas Powersun) que creen algún punto de calor para asolearse. Debería haber por lo menos 40-50 cm de profundidad de substrato para que puedan enterrarse en caso de bajar las temperaturas, y como se recomienda en la ficha de cada especie, deben tener algún punto de agua para beber y bañarse, un comedero, algunas plantas donde ocultarse, ...

- Habilitar unas instalaciones al aire libre, consistentes en un recinto exterior con una valla muy sólida (aunque no necesariamente deberá ser muy alta) y con una pequeña caseta donde puedan refugiarse los días más fríos. El recinto exterior deberá construirse en una zona muy soleada y poco húmeda, y deberá tener un punto de agua y algunos arbustos, árboles o parasoles donde ocultarse del sol en algunas horas de los meses más cálidos. La caseta deberá tener las características explicadas en el punto anterior, además de tener una pequeña puerta hecha con cintas de plástico superpuestas por donde puedan entrar y salir las tortugas, sin que pueda entrar el frío del invierno.

Gran recinto exterior para tortugas de espolones (Centrochelys sulcata) - Valle de las Tortugas

Zona con sombra para que descansen las tortugas gigantes

Instalaciones en el Valle de las Tortugas

Tortuga de espolones descansando a la sombra de una caseta

Tortuga de las Seychelles refrescándose

Este recinto dispone de una valla de poca altura (al ser animales tan grandes y pesados, no pueden saltar este tipo de obstáculos), un pequeño estanque con poca profundidad para bañarse y una caseta con calefacción.
La caseta es prefabricada. Está montada sobre una base de hormigón, al que se añadieron baldosas (para poder limpiar con más facilidad). Las paredes están forradas con poliespan blanco de 3 cm. de grosor, y luego todo esto está recubierto con madera aglomerada de 2 cm. de grosor. Con todo esto evitamos perder el calor del interior de la caseta.
Como se puede ver en la foto, el suelo de la caseta está recubierto con una capa de paja, y del techo cuelgan varias lámparas infra-rojas y lámparas spot (tipo Powersun).
A la caseta también se le hizo una pequeña puerta con cortinas anchas de plástico, para facilitar la entrada y salida de las tortugas y evitar la pérdida de calor del interior.

Recinto para tortugas de espolones - Imagen cedida por Terrestre

Sulcata en su recinto - Imagen cedida por Terrestre

Caseta calefactada para tortugas africanas - Imagen cedida por Terrestre


Artículo escrito por: Enric Pàmies

lunes, 14 de enero de 2013

Terrario para crías de tortugas terrestres (Testudo)


En este artículo os contaremos todo lo que necesitáis saber a la hora de construir un terrario para crías de tortugas del género Testudo y similares (Testudo horsfieldii, Testudo graeca, Testudo hermanni, Testudo ibera, Testudo marginata)

- Introducción
Las tortugas del género Testudo son muy frecuentes entre los aficionados. Estas tortugas son muy recomendables para vivir al aire libre, pero en su primer año de vida debemos ir con mucho más cuidado. Nuestra recomendación es que el primer invierno lo pasen en un terrario caldeado, ya que la hibernación a tan temprana edad podría ser perjudicial (aunque algunos aficionados hacen hibernar a sus tortugas desde el primer año obteniendo resultados muy positivos).
En este pequeño artículo os explicaremos como debemos adecuar el terrario para estas tortugas. Nuestro terrario de ejemplo lo ocupan dos pequeñas Testudo marginata.

Vista general de un terrario para Testudo marginata

Vista general de un terrario para Testudo horfieldii

- Terrario
Estos terrarios están pensados para ser ocupados por ejemplares recién nacidos durante su primer invierno. A esta edad las tortugas tienen un tamaño muy pequeño, por lo que las dimensiones de este terrario podrán ser bastante reducidas.
El terrario de nuestro ejemplo mide 55 x 34 x 30 cm, es decir, 55 cm de largo, 34 cm de ancho y 30 cm de altura. Este terrario está hecho de cristal con bordes de plástico, y en la pared trasera hay una placa que imita una pared natural. En este caso el terrario tiene la parte superior abierta, por lo que hay que tener mucho cuidado con la ubicación del terrario para evitar corrientes de aire (los terrarios "cerrados" mantienen mejor la temperatura y evitan los cambios bruscos de temperatura). Este tipo de terrario tiene también el inconveniente de que pierde la humedad con más rapidez, por lo que deberemos pulverizar agua en el substrato al menos cada dos días.
Un terrario como este nos servirá para mantener 2-3 tortugas de las especies citadas durante su primer año.
Es muy importante a la hora de adquirir el terrario prever cuantos agujeros necesitará para pasar cables, es decir, cuantas lámparas y tubos distribuiremos en su interior. En este caso se dejó un agujero a cada lado, que permite instalar dos lámparas de calor y permite pasar también los cables del tubo uva/uvb. Deberemos pensar (si es que el vendedor no nos ofrece ninguna solución para este problema) cómo instalaremos estas lámparas (tipo de soporte, ...). En el caso de terrarios abiertos podremos aplicar las lámparas con flexos sin ningún tipo de problema.

Vista general del terrario

- Substratos
Se pueden utilizar múltiples substratos combinados: mantillo, cortezas, coco chips, arena, cáñamo, ...
En nuestro caso utilizamos una base de mantillo y tierra con algunas zonas de arena y de coco chips. La profundidad mínima del substrato será de unos 5 cm.
No se recomienda el uso de fibra de coco (troceada) porque si es ingerida por las tortugas puede provocar obstrucciones intestinales. Puede usarse arena, pero solo en algunas zonas concretas del terrario (no como substrato base).
Si añadimos al terrario algunas piedras pequeñas (de unos 2 cm) ayudaremos a que las tortugas limen sus uñas y evitaremos que crezcan en exceso.

Vista del terrario después de regarlo

Zona de alimentación

- Luces y calor
Durante los meses fríos deberemos instalar lámparas spot (para el día) y lámparas cerámicas o infra-rojas para la noche. Las lámparas cerámicas caldean el ambiente de forma generalizada, por lo que si la parte superior del terrario está ventilada se escapará mucho calor. En estos casos se recomienda una lámpara infra-roja, que aparte de caldear el ambiente calienta también algunos puntos concretos del terrario. En este caso se mantiene la lámpara infra-roja siempre encendida, y durante el día se enciende también una lámpara uva/uvb.
Deberemos controlar siempre la temperatura del terrario mediante termómetros de precisión. Durante el día deberemos mantener una zona a unos 22-24 ºC y el otro extremo puede alcanzar los 30 ºC (de esta forma las tortugas pueden elegir qué temperatura prefieren en cada momento). Durante la noche la temperatura deberá mantenerse entre 20 y 25 ºC. Al tratarse de un terrario pequeño será difícil mantener el gradiente térmico óptimo, por lo que se recomienda mantener el terrario a unos 28ºC de forma general.
En nuestro terrario hemos utilizado una lámpara Exoterra Heat Glo infrared heat lamp de 50 W para proporcionar calor y una lámpara Exoterra Repti Glo 5.0 uvb compacta de 26 W para proporcionar luz durante el día. Ambas lámparas están soportadas por un flexo.

Termómetro e higrómetro, en un solo aparato

Lámpara de luz infra-roja (para el calor)

Lámpara con luz UVA/UVB (imita la luz solar)

- Agua y humedad
La humedad en estos terrarios debe ser media, ya que en el caso de ser muy elevada puede provocar problemas respiratorios y en el caso de ser demasiado baja puede provocar un crecimiento ligeramente deformado (piramidismo) Se recomienda pulverizar un poco de agua en el terrario al menos una vez cada 2 días en terrarios abiertos, y una vez cada 3-4 días en terrarios cerrados. El nivel de humedad debería mantenerse entre un 40-60 %, aunque dependerá de la especie de que se trate (por ejemplo T. graeca y A. horsfieldii requieren un nivel de humedad inferior).
Deberemos poner el el terrario un bebedero poco profundo, donde las tortugas puedan entrar y salir sin dificultad. Este bebedero deberá tener siempre agua limpia y fresca que aprovecharán las tortugas para beber, bañarse y, con bastante frecuencia, para defecar (por este motivo hay que cambiar el agua a diario).

Zona húmeda con vegetación

- Decoración y complementos
Hay muchos elementos que pueden acabar de dar al terrario un aspecto "natural", además de proporcionar a las tortugas escondrijos:
· Trozos de corteza y troncos: Situados en forma de cueva proporcionarán muy buenos escondrijos donde las tortugas descansarán cuando lo necesiten. También sirven para crear pequeños obstáculos que ayudarán a nuestras tortugas a estar más en forma.
· Rocas: Las rocas servirán también como obstáculo para que las tortugas tengan que hacer ejercicio, además de dar un aspecto natural al terrario. Estas rocas y piedras ayudarán limar las uñas de las tortugas (si el substrato es muy blando pueden llegar a crecer demasiado).
· Comedero: En las tiendas especializadas venden comederos especiales para reptiles, aunque una piedra plana o un pequeño plato pueden dar la misma utilidad. El comedero es muy útil para que las tortugas no ingieran el substrato que se pudiera mezclar con la comida.
· Plantas: Podemos plantar en el terrario algunas plantas para que sirvan de decoración y/o alimentación para nuestras tortugas. Se recomiendan para estas especies las plantas crasas, tipo cactus, que no requieren mucha humedad y pueden soportar las temperaturas altas. Yo utilizo también aloe vera, que es un buen complemento alimenticio. Las plantas deberán cambiarse de vez en cuanto ya que con el exceso de calor pueden secarse, y además las tortugas las desenterrarán al pasarles por encima.

Aloe-vera

Pequeña tortuga griega alimentándose

Testudo marginata en su terrario

La misma Testudo marginata al cabo de un año

Texto e imágenes: Enric Pàmies


martes, 8 de enero de 2013

Urgente: tortugas en adopción

Hace una semana una asociación recuperó en un lago de Badalona un total de 63 tortugas acuáticas americanas.
Si no se consigue dar en adopción todos estos animales serán sacrificados.

Se trata de ejemplares juveniles o adultos, por lo que quien desee adoptarlos deberá tener unas instalaciones adecuadas (estanque al aire libre, ...) y deberá comprometerse a cuidar estos animales en condiciones y asegurar que nunca los liberará en ningún río ni lago.

YA HAN SIDO ADOPTADAS TODAS LAS TORTUGAS.
Podéis adoptar otras tortugas a través de nuestro foro


http://www.forotortuga.com/viewforum.php?f=28
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...