miércoles, 29 de enero de 2014

Hieremys annandalii - Tortuga de los templos

Tortuga de los templos (Hieremys annandalii)
Tortuga de los templos (Hieremys annandalii) - Imagen de Ivixotics
 
Hieremys annandalii (Boulenger, 1903)
Tortuga de los templos
Inglés: Yellow-headed temple turtle
Alemán: Tempelschildkröte

Taxonomía: El género Hieremys comprende una única especie: Hieremys annandalii. No se han descrito subespecies.

Especies similares: Es una especie bastante peculiar que debido a su coloración y gran tamaño es prácticamente inconfundible.

Morfología: El caparazón de los juveniles es bastante aplanado y de color pardo (más claro u oscuro dependiendo del ejemplar) o en ocasiones incluso verdoso, con una marcada quilla central de coloración más clara de tonos naranjas, y con el borde posterior del caparazón con una leve forma de sierra. El plastrón es de color muy claro con algunos dibujos en verde que se difuminan rápidamente con el paso de los meses. Su cabeza es de tonos grisáceos con algunas rayas bastante anchas de color amarillo anaranjado que les cubren gran parte de la cara. Sus ojos tienen el iris amarillo con el centro oscuro, sin rayas. Poseen unas patas de color grisáceo con algunas rayas amarillentas y bastante palmeadas.
Los ejemplares adultos presentan un caparazón prácticamente negro, un poco aserrado en su parte posterior y sin dibujos. El plastrón es también negro uniforme, con algunas manchas claras en la parte central. Es su cabeza se observan las mismas rayas que en los juveniles, aunque en los ejemplares más grandes se acaba difuminando mucho.
Algo característico es la forma de pico de su boca, que en lugar de presentar una única punta saliente podemos observar un par de ellas (vista frontalmente parece como si tuviera dos "dientes").

Hieremys annandalii
Hieremys annandalii - Imagen de Ivixotics

Caparazón de Hieremys annandalii
Caparazón de Hieremys annandalii - Imagen de Ivixotics

Plastrón de Hieremys annandalii
Plastrón de Hieremys annandalii - Imagen de Ivixotics

Hieremys annandalii en un recinto exterior
Hieremys annandalii en un recinto exterior- Imagen de Ivixotics
 
Dimorfismo sexual: Los machos alcanzan un tamaño mayor que las hembras y su cola es también más ancha y larga.

Tamaño: Estas tortugas pueden llegar a medir más de 45-50 cm.

Distribución: Esta especie se distribuye en algunas zonas de Tailandia, Malasia, Camboya, Laos y Vietnam (sobretodo al sur del país).

Hábitat: Esta especie habita en zonas de aguas con corriente lenta y mucha vegetación, como ríos,
estanques, canales de riego, marismas e incluso en estuarios. Son muy frecuentes en los lagos y estanques de los templos budistas de la zona, sobretodo en los de Perak, Penang y en varios templos de Bangkok, lo que les da el nombre de tortugas de los templos.

Mantenimiento: Se trata de una especie procedentes de zonas con climas tropicales, aunque realmente son tortugas bastante resistentes que no requieren tanto calor como se podría pensar.
Se las deberá alojar en grandes acuaterrarios (recordemos que pueden superar los 45 cm sin problemas) con unas 3/4 partes de agua y una pequeña zona terrestre.
La parte acuática puede ser profunda, aunque se recomienda preparar accesos fáciles a la zona terrestre. Deberemos proporcionarle múltiples plantas flotantes y de fondo que servirán para que se adapte mejor y también supondrán un alimento para ellas. El agua la deberemos mantener a una temperatura constante de unos 25ºC (GURLEY recomienda entre 24 y 27ºC) y será necesario un potente filtro externo que mantenga el agua en óptimas condiciones. La parte terrestre debe tener por lo menos 40 cm de profundidad de substrato (podemos utilizar mantillo, fibra de coco, coco-chips, musgo, ...) con algunas plantas donde pueda esconderse. Será necesaria una lámpara tipo spot para que se asoleen y una lámpara cerámica o infra-roja que mantenga la temperatura ambiente elevada de forma permanente.
Durante los meses más calurosos (aproximadamente de abril a septiembre) podremos alojarla en estanques al aire libre con una pequeña zona terrestre para asolearse. El recinto debe estar bien vallado para evitar fugas.

Alimentación: Es una especie herbívora, que en libertad se alimenta de hojas de nenúfar, plantas de fondo, plantas flotantes, frutos caídos al agua, ...
En cautividad podemos alimentar nuestros ejemplares con distintos tipos de fruta (plátano, sandía, mango, pera, ...), verdura (lechuga, diente de león, espinacas, zanahoria, ...), plantas flotantes (lechuga de agua, jacinto de agua, salvinia, ...), plantas de fondo y nenúfares. Según MÜLLER acepta sin problemas también alimento de origen animal e incluso pienso para tortugas.

Comportamiento: Durante los primeros meses estas tortugas se mostrarán bastante asustadizas, pero con el tiempo se acostumbrarán a nuestra presencia. Deberemos aprovechar los momentos de alimentación para que se acostumbren a nosotros y nos relaciones con la experiencia positiva de la comida.  
Según las creencias budistas si se captura una de estas tortugas y se libera en los estanques de los templos se conseguirán méritos para su salvación y para su próxima vida.

Hieremys annandalii
Hieremys annandalii - Imagen de Ivixotics

Tortugas de los templos
Tortugas de los templos - Imagen de Ivixotics

Hieremys annandalii
Hieremys annandalii - Imagen de Ivixotics

Reproducción: En libertad la época de cortejo suele ser en noviembre y marzo. Las puestas las suelen realizar a unos 10 metros del agua, en un agujero de más de 20 cm de profundidad. Cada puesta consta de 4-8 huevos de 47-60 x 34-40 mm de tamaño y de unos 35-55 gramos de peso. Los neonatos pueden medir al nacer hasta 6 cm de longitud.
No se conocen casos de cría en cautividad ya que es una especie muy poco frecuente en las tiendas especializadas, aunque si se les procuran los cuidados idóneos no debería tratarse de algo excesivamente complicado.

Problemática: Los ejemplares importados vendrán estresados, con parásitos e incluso deshidratados, por lo que las primeras semanas serán cruciales. Como con el resto de especies asiáticas hay que tener en cuenta que el estrés de la importación puede provocarles infecciones fúngicas.
También suelen presentar algunas lesiones en las patas y caparazón, que podremos curar con Betadine (deberemos dejarlas en un sitio seco algunas horas para que el Betadine surja efecto).

Legislación: Esta especie no se encuentra en ningún apéndice de la CITES, aunque son contados los casos de importaciones de estos animales.

Bibliografía consultada:
- AULIYA, Mark (2007) - An identification guide to the tortoises and freshwater turtles of Brunei Darussalam, Indonesia, Malaysia, Papue New Guinea, Philippines, Singapore and Timor Leste. TRAFFIC Southeast Asia, Malaysia.
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, Carl H. / BARBOUR, Roger W. (1989) - Turtles of the World. Smithsonian Institution Press, Washington.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and Breeding Freshwater Turtles. Turtle and Tortoise Preservation Group.
- LIAT, Lim Boo / DAS, Indraneil (1999) - Turtles of Borneo and Peninsular Malaysia. Natural History Publications, Borneo.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ed. Omega, Barcelona.
- VETTER, H. / VAN DIJK, P.P. (2006) - Turtles of the World, Vol. 4. East and South Asia. Chimaira Edition, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...