martes, 28 de enero de 2014

Kinosternon leucostomum - Tortuga del fango de boca blanca

Kinosternon leucostomum - Tortuga del fango de boca blanca
Kinosternon leucostomum - Imagen de Jonathan J. González
 
Kinosternon leucostomum (Dúmeril & Bibron, 1851)
Tortuga del fango de boca blanca
Inglés: White-lipped mud turtle
Alemán: Weißmaul-Klappschildkröte

Taxonomía: El género Kinosternon se divide en 19 especies distintas. Kinosternon leucostomum es una de las más comunes entre los aficionados. Esta especie se divide en 3 subespecies.
Según algunos expertos Kinosternon postinguinale debería ser una especie aparte.

Especies similares: Muchas de las especies de Kinosternon son muy parecidas entre ellas, y la verdad es que la coloración es muy variable en cada ejemplar y dificulta mucho su identificación. Kinosternon leucostomum se diferencia del resto por tener la parte de la mandíbula bastante clara (eso es lo que le da nombre) y por tener una mancha alargada amarilla en ambos lados de la cabeza.
Sus hábitos también se parecen a los de algunas especies de Sternotherus.

Morfología: Estas tortugas son bastante singulares. Tienen el caparazón de color marrón oscuro. No tienen ni dibujos ni casi se les marcan los escudos de crecimiento.
El plastrón es amarillo o amarillo con manchas oscuras.
La cabeza es oscura, con la mandíbula de color amarillo claro y una mancha amarilla en ambos lados de la cabeza.
Las patas son también oscuras, pero sin ninguna otra coloración.
En las tortugas de este género el caparazón es un poco abombado, y las patas un poco palmeadas.
Otra característica curiosa de las Kinosternon es que tienen el plastrón articulado. El plastrón está dividido en tres partes, la central que está fija y las otras dos que están articuladas. Eso le permite cerrarse como una caja cuando se encuentra en peligro.
Las Kinosternon leucostomum poseen también en la zona inferior de la cabeza, en la papada, unas pequeñas protuberancias.

Kinosternon leucostomum
Kinosternon leucostomum - Imagen de Enric Pàmies

Kinosternon leucostomum, plastrón de una hembra
Plastrón de una hembra - Imagen de Enric Pàmies

Kinosternon leucostomum, plastrón de un macho
Plastrón de un macho - Imagen de Enric Pàmies

White-lipped mud turtle
Ejemplar en una zona acuática - Imagen de Enric Pàmies

Tortuga en un recinto al aire libre
Tortuga en un recinto al aire libre - Imagen de Enric Pàmies
 
Subespecies: Tiene 3 subespecies:
K.l. leucostomum - Habita en el sur de México, Guatemala, Belice, Honduras y Nicaragua.
K.l. postinguinale - Habita en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador.
K.l. spurrelli - En algunos libros aparece esta subespecie, aunque no está generalmente aceptada.

Dimorfismo sexual: El macho se distingue de la hembra básicamente porque tiene la cola mucho más larga y ancha. Suele tener el cuerpo un poco más alargado, las uñas delanteras un poco más grandes y el pico más
prominente. En estas tortugas los machos suelen tener la mandíbula superior terminada en forma de gancho.

Tamaño: Lo más habitual es que alcancen unos 15 cm, pero según VETTER algunas subespecies podrían alcanzar los 21 cm.

Distribución: Habita en el sur de México, Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador.

Hábitat: Viven en zonas de corriente muy lenta, como estanques, pantanos y charcas. Es común encontrarla en tierra, sobretodo en zonas húmedas, escondida entre las plantas o bien buscando alimento. Se ha observado esta especie incluso en zonas con aguas salobres.

Mantenimiento: En la bibliografía existe realmente poca información acerca de esta especie, por lo que me voy a basar en mi experiencia propia y la de otros cuidadores de estos animales.
Esta tortuga se puede vivir en un acuaterrario o al exterior. El acuaterrario deberá tener una zona bastante grande con tierra (se recomienda que se use como substrato turba mezclada con coco-chips, además de corteza, musgo, ...), al menos 20 cm de profundidad, y una zona con agua, a la que tenga fácil acceso. Deberá tener unos 20 cm de agua con accesos fáciles (debe ponerse una rampa que llegue hasta el fondo de la zona acuática). Tanto en la zona terrestre como en la acuática deberá haber múltiples escondrijos, como pueden ser plantas, troncos o piedras. El agua deberá estar a unos 24 ºC, y en invierno es aconsejable que se les haga realizar una pequeña hibernación.
El mantenimiento al aire libre de esta especie es muy aconsejado. Deberán tener una zona terrestre lo más amplia posible, con muchas plantas y troncos donde poder esconderse. Deberá haber algunos pequeños estanques, más bien charcas, con un acceso fácil y una profundidad máxima de 30 cm.
El recinto debe estar bien vallado, ya que saben escalar muy bien.
En invierno se puede realizar una hibernación controlada. En mi caso estas tortugas hibernan en un garaje, donde la temperatura es fría pero no tanto como al aire libre (unos 15-18 ºC). Las pongo en una caja de madera de dimensiones considerables donde tienen una cueva para esconderse y un recipiente con agua. En esta caja pasarán todo el otoño y el invierno hibernando, y a la primavera siguiente volverán a salir al recinto al aire libre (suelen estar hibernando de octubre a abril). Durante la época de hibernación suelen estar algo activas, pasando de la zona acuática a las cuevas constantemente.
En la bibliografía existente no se recomienda la hibernación de estos animales y se dice también que sus cuidados son difíciles, pero la experiencia me dice todo lo contrario.

Kinosternon leucostomum - Tortuga del fango de boca blanca
Esta especie se puede mantener al exterior varios meses al año - Imagen de Enric Pàmies

Kinosternon leucostomum
Kinosternon leucostomum - Imagen de Benito Alonso Cabrera

Tortuga en un acuario
Tortuga en un acuario - Imagen de Enric Pàmies

Kinosternon leucostomum junto a un calentador para acuarios
Kinosternon leucostomum junto a un calentador para acuarios - Imagen de Enric Pàmies
 
Alimentación: En libertad se alimentan básicamente de insectos, moluscos, peces muertos, carroña,...No suelen comer alimentos vegetales. En cautividad aceptará sin problemas pienso para tortugas, marisco, caracoles, insectos, pescado, carne (poco grasa),... Lo ideal es una dieta lo más variada posible.
También recomiendo que tengan siempre a mano algunas plantas acuáticas, por si se las quieren comer.

Kinosternon leucostomum -Imagen de Enric Pàmies

Comportamiento: Son animales de hábitos semi-nocturnos: saldrán de sus escondites por la mañana y al atardecer, en busca de comida.
Les gusta pasarse largas horas escondidas entre las plantas, cerca del agua.
La mayoría de autores dicen que estos animales son bastante acuáticos. Mis ejemplares, en cambio, se pasan la mayor parte del tiempo en tierra, y van al agua solo para refrescarse de vez en cuando y para comer.
También les gustan mucho las zonas con poca agua que estén bajo algunas plantas.
Los machos pueden ser un poco agresivos, por lo que no es conveniente poner varios en el mismo recinto. Yo recomiendo 1 macho para cada 3-4 hembras.
Como ya he dicho, son animales bastante tímidos. Cuando se los coge, se encierran en su caparazón y esperan a que se aleje el peligro. Con el tiempo, y un poco de paciencia, se acaban acostumbrando poco a poco a nosotros.
Son un tipo de tortuga un poco lenta y bastante mal nadadora, más bien son tortugas que caminan por el fondo. Por eso se recomienda que los estanques tengan una rampa que llegue hasta el fondo, para que puedan salir de él sin problemas.
En libertad no suelen hibernar, pero en cautividad sí que lo pueden hacer. Por lo menos a mis ejemplares les sienta muy bien el letargo, ya que luego se despiertan más dispuestas a reproducirse.
Alguna vez se las puede ver tomando el sol, pero es poco habitual.
Si se inunda su recinto veremos como disfrutan andando entre la vegetación de la zona inundada y buscando alimento.
Dentro del género Kinosternon, se trata de una de las especies de hábitos más terrestres.

Reproducción: Los machos persiguen a las hembras, normalmente en el agua, y las empiezan a morder en las patas y en el cuello. En cuanto una hembra se muestra receptiva el macho la monta, agarrándose con sus fuertes uñas a los lados del caparazón y empieza la cópula. Se cree que la pequeña uña que tienen en la cola sirve también para sujetarse mejor.
La hembra pondrá entre 2 y 6 huevos muy elípticos (la media suele ser de 3). Suelen realizar la puesta cerca de algunas plantas. Pueden cavar un pequeño agujero para realizar la puesta, o pueden dejarlos semi-enterrados entre la hojarasca.
Los huevos se deberían incubar a unos 28-30 ºC. Las crías, en libertad, tardan unos 130 días en nacer.

Macho de Kinosternon leucostomum
Macho de Kinosternon leucostomum - Imagen de Enric Pàmies

Pareja de Kinosternon leucostomum
Pareja de Kinosternon leucostomum - Imagen de Enric Pàmies
 
Problemática: Estas tortugas se adaptan perfectamente a la vida en cautividad, aunque siempre muestran cierta timidez. No suelen padecer enfermedades, y en realidad se trata de animales bastante resistentes.
Algunos machos pueden ser muy agresivos, por lo que se recomienda mantenerlos en instalaciones a parte.
No se debe alimentar estas tortugas en exceso ya que como no son muy activas tienen cierta tendencia a padecer obesidad.

Legislación: Es una especie de venta libre.

Bibliografía consultada:
- BONIN, F/ DEVAUX, B./ DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- VETTER, Holger (2005) - Turtles of the World Vol.3. Central and South America. Edition Chimaira, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...