domingo, 9 de febrero de 2014

Chrysemys picta - Tortuga pintada

Chrysemys picta - Tortuga pintada
Chrysemys picta picta - Imagen de Leopi
 
Chrysemys picta (Schneider, 1783)
Tortuga pintada
Inglés: Northern painted turtle
Alemán: Nördliche Zierschildkröte

Taxonomía: El género Chrysemys posee una única especie. Chrysemys picta tiene 4 subespecies distintas.
Según VETTER, la subespecie C.p. dorsalis es una especie aparte.

Especies similares: Físicamente puede parecerse a alguna especies de Pseudemys o Trachemys. Sus cuidados son parecidos a los de las especies de Trachemys, Pseudemys y Graptemys, pero ésta necesita más frío, ya que proviene del norte de Estados Unidos.

Morfología: La forma del caparazón y del cuerpo es muy similar al de las conocidas tortugas de orejas rojas: cuerpo bastante aplanado y patas traseras bastante palmeadas.
En general tienen el caparazón oscuro, con algún dibujo en rojo en los escudos marginales. Su plastrón es de color rojo con manchas negras, pero puede variar según la subespecie. La cabeza es oscura con finas rayas amarillas.

Subespecies: Tiene 4 subespecies:
- C.p. bellii - Ocupa gran parte de la mitad norte de Estados Unidos, y algunas zonas del sur de Canadá. También está presente en el estado mexicano de Chihuahua. Es la tortuga de esta especie que es más fácil de encontrar en los comercios. El caparazón es verde oscuro, tirando a gris, sin ningún dibujo o con algunas pequeñas rayas rojas. El plastrón es rojo o rosado, con manchas negras. Puede medir hasta 26 cm, y podría ser que sobrepasara los 30 cm. Es la subespecie de mayor tamaño.
- C.p. dorsalis - Habita en Alabama, Illinois y en el río Mississipi. Esta especie es la más fácil de reconocer, ya que tiene una raya de color naranja o rojo que resigue toda la columna vertebral. Su caparazón es claro, sin dibujo. Los bordes laterales del mismo son rojizos en ejemplares jóvenes. La cabeza es oscura con rayas y manchas amarillas, igual que las patas y la cola. Puede medir hasta 15 cm.
- C.p. marginata - Habita en el noreste de Estados Unidos y en el sureste de Canadá. Es bastante parecida a C.p. picta, pero no tiene líneas amarillas intercostales. El plastrón es naranja con una franja negra en el centro, sin ramificaciones.
- C.p. picta - Habita en el noreste de Estados Unidos y en algunas zonas del Canadá. El caparazón es de color oscuro, y los escudos marginales tienen coloración rojiza. Entre los escudos hay unas líneas amarillas. El plastrón es de color amarillo, con un complejo dibujo oscuro. La cabeza y las patas son oscuras con rayas y manchas amarillas. Mide hasta 18 cm.

Chrysemys picta bellii
Chrysemys picta bellii - Imagen de Enric Pàmies

Chrysemys picta bellii
Chrysemys picta bellii - Imagen de Enric Pàmies

Chrysemys picta dorsalis
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Isaac García

Chrysemys picta dorsalis
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Isaac García

Chrysemys picta picta
Chrysemys picta picta - Imagen de Leopi

Chrysemys picta picta
Chrysemys picta picta - Imagen de Leopi
 
Dimorfismo sexual: Los machos de las Chrysemys alcanzan un tamaño menor que las hembras, pero tienen las uñas más largas y la cola más larga y mucho más ancha.

Tamaño: Según cada subespecie, pueden alcanzar de 15 a 30 cm.

Distribución: Abarcan todo el norte y noreste de Estados Unidos y el sur del Canadá.

Hábitat: Viven en el mismo tipo de hábitat que el resto de Trachemys y Pseudemys: lagos, ríos, estanques y otros cursos de agua con poca corriente. Prefieren zonas con vegetación acuática y troncos o rocas donde
salir a tomar el sol.

Mantenimiento: El mantenimiento es parecido al del resto de Trachemys y Pseudemys, pero se ha observado que no se adaptan con tanta facilidad a la cautividad. Requiere inviernos fríos, según la procedencia de cada subespecie.
Lo ideal es el mantenimiento al aire libre, en un estanque. En principio, como procede de los Estados Unidos, puede realizar la hibernación. Yo tengo un ejemplar semi-adulto, y cada año realiza el letargo sin problemas.
El estanque es recomendable para ejemplares de más de 10 cm. Debe tener en la parte más profunda al menos 60 cm de profundidad de agua, y debe tener un acceso a la zona terrestre, ya sea con una rampa o con los bordes en forma de playa.
Los ejemplares juveniles deben estar en un acuario con al menos 10-15 cm de profundidad de agua. Deben tener una calentador los 2 primeros años a 24-26 ºC. No se recomienda el uso de grava para el fondo. Deben tener una rampa para asolearse. Si están en una zona de la casa donde no hay mucho sol, se deberá añadir una luz UVB especial para reptiles. Es recomendable el uso de filtro, pero de todas formas se deberá cambiar el agua a menudo.
La zona terrestre debe estar bien vallada, ya que estas tortugas son excelentes escaladoras. La tierra debe ser normal y corriente (no arena ni turba abonada para plantas). Se pueden poner plantas y árboles, pero se debe dejar una zona soleada sin vegetación, ya que es lo que prefieren a la hora de poner huevos.
En el estanque se pueden poner plantas acuáticas, tanto flotantes como de fondo, pero al final acabarán comidas o arrancadas de cuajo.
Tampoco se recomienda que compartan el estanque con otros animales, a menos que sean kois adultos. Si se les pone junto a peces, anfibios o caracoles, se los acabarán comiendo a todos.
MÜLLER recomienda añadir un poco de sal (2 gr. por cada litro de agua) para evitar que padezcan hongos.

Tortuga pintada
C.p. bellii - Imagen de Feliciano Esteban

Chrysemys picta dorsalis
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Isaac García

Chrysemys picta picta
Chrysemys picta picta - Imagen de Leopi

Chrysemys picta dorsalis
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Isaac García

Chrysemys picta bellii con una rana
Chrysemys picta bellii - Imagen de Enric Pàmies

Chrysemys picta dorsalis , plastrón
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Isaac García

Alimentación: La alimentación también es la misma que para las Trachemys.
Para el buen crecimiento de estas tortugas, es necesaria una alimentación equilibrada. Nunca se les debe dar gammarus o gambitas secas demasiado a menudo. Muchas personas se lo dan como alimento único y con el tiempo la tortuga sufre diferentes enfermedades derivadas de la falta de vitaminas.
La base de la dieta puede ser pienso para tortuga o, todavía mejor, una mezcla de piensos.
Además se le debe dar alimento de origen animal, como pueden ser todo tipo de insectos, caracoles, babosas, renacuajos, pequeños anfibios, peces, y también carne poco grasa y pescado. Se les puede dar también algún tipo de fruta y verdura, pero no lo suelen aceptar. Para que tengan un aporte vegetal, os recomiendo que pongáis en el estanque o acuario diferentes plantas acuáticas, tanto de fondo como flotantes: jacinto de agua (Eichhornia), lechuga de agua (Pistia), salvinia, azola, lentejas de agua (Lemna), elodea, anubia, ...
Todas estas plantas servirán para decorar y limpiar el acuario, y cuando las tortugas tengan hambre se las comerán.

Comportamiento: Su mantenimiento es más complejo que el del resto de tortugas de los géneros Trachemys y Pseudemys. Es posible que se deba a la necesidad de frío de algunas subespecies o a la dificultad de adaptación a la cautividad.
Los ejemplares con menos de 2 años, no deben realizar la hibernación. Se deben mantener todo el año a 24-26 ºC. Los ejemplares que miden entre 10 y 15 cm, deben hibernar al exterior, excepto los dos meses más fríos, que se deberán poner en un garaje o lugar similar donde las temperaturas sean bajas, pero no tanto como al exterior. Los ejemplares de las subespecies citadas que son adultos, pueden pasar todo el invierno sin problemas al exterior.
Es muy importante para este tipo de tortugas que tengan mucho sol y un lugar para salir del agua. Pasarán largas horas en las orillas tomando el sol. Eso les sirve para termo-regularse y para absorber vitamina D.

Reproducción: Su reproducción en cautividad es posible, pero no hay muchos aficionados que lo hayan conseguido.
Estos animales son sexualmente maduros cuando alcanzan los 4 años de edad más o menos, pero es muy variable. Las hembras parece ser que son maduras cuando miden ya unos 13-15 cm.
Si se tienen en un acuario, éste debería tener una buena parte con tierra seca, de al menos 20 cm de profundidad. Los ejemplares cuidados al aire libre, deben tener un trozo de tierra bien vallado, ya que son muy buenas escaladoras.
El cortejo lo realizan entre la primavera y el verano. El macho persigue a la hembra, y se le pone delante con sus patas delanteras rozándole la cara. Hace vibrar las patas, y de esa forma le hace unas caricias a la hembra. Luego, para someterla, le muerde las patas y el cuello. Cuando la hembra acepta al macho, empieza la cópula. El macho se agarra a los laterales del caparazón con sus largas uñas, e introduce el aparato reproductor en la cola de la hembra.
Al cabo de unas semanas, la hembra sale del estanque para buscar una zona adecuada para la puesta. Prefiere lugares con poca vegetación y que estén en un lugar muy soleado. La puesta la realiza entre mayo y julio. Hace un agujero con sus patas traseras, de unos 10 cm de profundidad. Si se decide coger los huevos (se deben mantener siempre en la misma posición en que estaban, sin rotarlos, ya que se podrían matar a los embriones) e incubarlos de forma artificial, se deberá tener una incubadora en la que se pueda controlar la temperatura y la humedad.
Esta especie pone entre 2 y 8 huevos, pero se conocen casos de puestas de más de 15 huevos. A 27 ºC nacen sólo machos, y a más de 30 ºC nacen hembras. La humedad debe ser de un 90 %. Las crías nacerán entre 60 y 80 días después de la puesta.

Chrysemys picta bellii con C.p. marginata
Chrysemys picta bellii con C.p. marginata - Imagen de Arnau

Chrysemys picta dorsalis
Chrysemys picta dorsalis - Imagen de Arnau

Chrysemys picta picta
Chrysemys picta picta - Imagen de Arnau

Problemática: A las Chrysemys picta bellii era frecuente encontrarlas en las tiendas de animales. Esta especie se ha importado como sustituta de las conocidas tortugas de orejas rojas, y por lo tanto en la actualidad también empiezan a provocar un problema medioambiental. Algunas personas irresponsables liberan estos animales en nuestro hábitat, y como la especie se adapta bien va eliminando todo tipo de animales y plantas que estén a su alcance. Además hacen competencia a nuestras tortugas autóctonas, Mauremys leprosa y Emys orbicularis.

Chrysemys picta dorsalis adulta
Chrysemys picta dorsalis adulta - Imagen de Txema López

Legislación: Según la legislación vigente, publicada en el Real Decreto 630/2013, esta prohibida la tenencia, transporte y comercio de esta especie.

Bibliografía:
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, C. / LOVICH, J. / BARBOUR, R. (1994) - Turtles of United States and Canada. Smithsonian Institute Press.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and Breeding Freshwater Turtles. Turtle and Tortoise Preservation Group.
- HIGHFIELD, A.C. (1996) - Practical Encyclopedia of Keeping and Breeding Tortoises and Freshwater Turtles. Carapace Press, London.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ed. Omega, Barcelona.

- VETTER, Holger (2004) - Turtles of the World, Vol. 2. North America. Chimaira Edition, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...