sábado, 1 de febrero de 2014

Clemmys guttata - Tortuga moteada

Tortuga moteada (Clemmys guttata)
Tortuga moteada (Clemmys guttata) - Imagen de Stefano Redaelli
 
Clemmys guttata (Schneider, 1792)
Tortuga moteada
Inglés: Spotted turtle
Alemán: Tropfenschildkröte

Taxonomía: El género Clemmys actualmente solo se divide en una sola especie: Clemmys guttata.
Las especies Actinemys marmorata, Glyptemys insculpta y Glyptemys muhlenbergii antes formaban parte también de este género.
No existen subespecies de Clemmys guttata, aunque puede haber una ligera variación de coloración de la piel en los ejemplares provenientes de distintas zonas.

Especies similares: Es una especie bastante peculiar. Podría asemejarse a Actinemys marmorata, Emydoidea blandingii o Emys orbicularis. Se diferencia con facilidad por su caparazón totalmente negro con grandes y escasos puntos amarillos, tanto en el caparazón como en la cabeza.

Morfología: El caparazón es bastante plano, de color totalmente negro con grandes puntos amarillos que le dan nombre. Habitualmente suele haber un solo punto en cada escudo, pero en ocasiones pueden ser hasta 3 ó 4. En sus escudos casi no se aprecian los anillos de crecimiento.
El plastrón es de color naranja claro con una gran mancha irregular de color negra.
Su cabeza es de color oscura y posee también grandes puntos amarillos (con tonos naranjas en algunas ocasiones). Su cola es relativamente larga.
Las patas y cola son de color oscuro con algunas manchas y rayas irregulares de tonos naranjas.

Cría de Clemmys guttata
Cría de Clemmys guttata - Imagen de Ivixotics

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Detalle de la cabeza - Imagen de Stefano Redaelli

Clemmys guttata en su acuario
Clemmys guttata en su acuario - Imagen de Shark

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Caparazón de un adulto - Imagen de Stefano Redaelli

Clemmys guttata, plastrón de una cría
Plastrón de una cría - Imagen de Stefano Redaelli

Clemmys guttata, plastrón de un adulto
Plastrón de un adulto - Imagen de Stefano Redaelli
 
Dimorfismo sexual: Los machos tienen una cola más larga y ancha, y su plastrón suele ser cóncavo. Otra característica distintiva de los machos es que su barbilla es de color oscuro, siendo de tonos claros (amarillo
o naranja) en las hembras.

Tamaño: Llega a medir hasta 13 cm, por lo que se trata de una especie de un tamaño relativamente pequeño.

Distribución: Habita en Canadá y Estados Unidos, en las zonas próximas a la costa atlántica. Se puede encontrar en los estados americanos de Michigan, Indiana, Ohio, Pensilvania, Nueva York, Vermont, New Hampshire, Main, Massachussets, Conneticut, Rhode Island, New Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Virginia Occidental, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Florida, y probablemente en algunas zonas de los estados adyacentes a los citados. 

Hábitat: Esta especie habita en cursos de agua tranquilos, aunque se la puede ver con frecuencia en prados y zonas boscosas con un alto grado de humedad.

Clemmys guttata
Clemmys guttata - Imagen de Txema López

Spotted turtle
Clemmys guttata - Imagen de Txema López

Spotted turtle
Clemmys guttata - Imagen de Txema López

Mantenimiento: Se trata de una especie bastante sensible, que en muchos casos no vive demasiados años en cautividad. Para que esta especie no tenga problemas será imprescindible mantener el agua siempre muy limpia, usando un filtro potente. Es muy recomendable mantener esta especie al exterior ya que debido a su zona de distribución prefiere temperaturas relativamente frescas (de unos 20ºC), aunque durante los meses de verano puede mantenerse sin problemas a temperaturas mayores. En invierno requiere temperaturas muy bajas (menos de 8-10ºC), ya que a una temperatura más elevada sigue estando activa. La hibernación será muy positiva para incentivar la cría de esta especie.
Se recomienda mantener a los machos separados de las hembras ya que intentan constantemente copular, lo que puede llegar a estresar a las hembras en exceso. Se podrán juntar solo en momentos puntuales para potenciar así la cría de estos animales.
Las instalaciones deberán constar de un gran estanque de al menos 60 cm de profundidad en la zona más profunda, con muchas plantas acuáticas (lechugas de agua, jacintos de agua, lentejas de agua, nenúfares, ...) y rampas y troncos que les permitan salir a tomar el sol y acceder a la zona terrestre. Esta zona deberá tener un gran número de plantas, y deberemos regarlo a diario para mantener un alto nivel de humedad. En esta zona podremos habilitar pequeñas trampas y cuevas que sirvan de escondrijo a los caracoles terrestres, que estas tortugas se comerán con mucho gusto.
Los juveniles durante su primer año de vida se pueden mantener en acuarios al interior. Deberán tener al menos 20 cm de profundidad de agua y una pequeña zona terrestre con plantas. El agua deberá mantenerse a 22-25ºC, y deberemos poner un filtro que mantenga siempre limpia el agua. En la zona terrestre deberemos poner una lámpara tipo spot para que las tortugas se asoleen.
En ejemplares adultos no se recomienda el mantenimiento en acuarios interiores.

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Detalle de la cabeza - Imagen de Ivixotics

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Caparazón de una cría - Imagen de Ivixotics

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Plastrón de una cría - Imagen de Ivixotics

Clemmys guttata - Tortuga moteada
C. guttata con pocas manchas en el caparazón - Imagen de Ivixotics

Clemmys guttata - Tortuga moteada
Pequeña tortuga moteada - Imagen de Ivixotics

Alimentación: Esta especie es omnívora. En libertad suele alimentarse de algas, plantas acuáticas, insectos, moluscos, crustáceos, anfibios, ...
En cautividad aceptará algunas frutas y verduras y también comerá plantas acuáticas, pero suelen preferir alimento de origen animal: carne poco grasa, insectos, caracoles, pequeños anfibios, peces, ...
Según la experiencia de algunos aficionados estas tortugas aceptan el pienso para tortugas acuáticas sin problemas, aunque no se recomienda que signifique más del 40% de su dieta.

Comportamiento: Las poblaciones que habitan en zonas del norte del continente hibernan durante varios meses al año en pequeñas madrigueras (excavadas por otros animales), en zonas acuáticas con poca profundidad o incluso en el lodo. En las zonas más meridionales esta especie puede llegar a estivar durante las semanas más cálidas.
Esta especie es muy resistente al frío, y puede seguir alimentándose y estando activa a temperaturas inferiores a 14ºC.
Estas tortugas son de hábitos diurnos, por lo que podremos disfrutar de sus horas de mayor actividad (al contrario de lo que sucede en especies nocturnas).
Según algunos autores, esta especie puede llegar a vivir hasta 40-50 años.
Al principio pueden resultar tortugas un poco tímidas, pero a medida que transcurran los años se irán acostumbrando a nuestra presencia e irán perdiendo esa timidez.

Reproducción: Los ejemplares de esta especie llegan a la madurez cuando miden unos 8 cm, a la edad aproximada de unos 7-10 años.
Según BONIN, DEVAUX & DUPRÉ los apareamientos suelen realizarse entre los meses de mayo y junio en el norte, y en los meses de marzo y abril en el sur. Las cópulas suelen producirse dentro del agua.
Lo más habitual es que cada hembra realice dos puestas (tres en algunos casos), entre los meses de mayo y julio. En cada puesta puede llegar a haber de 4 a 8 huevos elípticos, de unos 3 cm de largo. La incubación natural ronda los 3 meses.
Las crías nacerán midiendo tan solo 3 cm. En las zonas más septentrionales de su distribución las crías hibernan dentro del nido, y se esperan a salir a que llegue el calor de la primavera y funda la nieve de estas zonas.
Según HIGHFIELD, la incubación de los huevos de forma artificial a 27-28ºC hará que las crías nazcan en 60-70 días, y entre 29-30ºC nacerán en 45-55 días.
La incubación a 23-27ºC produce machos en su mayoría, mientras que la incubación a unos 30ºC produce hembras.

Clemmys guttata saliendo del huevo
Crías recién nacidas - Imagen de Stefano Redaelli

Clemmys guttata saliendo del huevo
Clemmys guttata saliendo del huevo - Imagen de Stefano Redaelli

Cría de Clemmys guttata
Cría de Clemmys guttata - Imagen de Ivixotics

Crías de Clemmys guttata
Crías - Imagen de Ivixotics
 
Problemática: Aunque no está protegida, esta especie está cada vez más amenazada por culpa del ser humano. Los cambios en los sistemas hídricos y la agricultura intensiva van modificando los hábitats de estas tortugas, haciendo que se concentren cada vez en áreas más pequeñas.
En cautividad el principal problema que puede presentar esta especie es que requiere aguas muy limpias y necesita épocas de mucho frío.

Legislación: Esta especie está incluida en el apéndice II de la CITES.

Bibliografía consultada:
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, C. / LOVICH, J. / BARBOUR, R. (1994) - Turtles of United States and Canada. Smithsonian Institute Press.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and Breeding Freshwater Turtles. Turtle and Tortoise Preservation Group.
- HIGHFIELD, A.C. (1996) - Practical Encyclopedia of Keeping and Breeding Tortoises and Freshwater Turtles. Carapace Press, London.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ed. Omega, Barcelona.
- ROACH, Al (2006) - The spotted turtle. Living Art Publishing.
- VETTER, Holger (2004) - Turtles of the World, Vol. 2. North America. Chimaira Edition, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...