viernes, 21 de febrero de 2014

Pelomedusa subrufa - Galápago crestado africano

Pelomedusa subrufa - Galápago crestado africano
Pelomedusa subrufa - Imagen de Mauremys
   
Pelomedusa subrufa (Lacepède, 1788)
Galápago crestado africano
Inglés: Helmeted turtle
Alemán: Starrbrust Pelomedusenschildkröte

Taxonomía: El género Pelomedusa se compone únicamente esta especie. Pelomedusa subrufa tiene 3 subespecies.

Especies similares: Se parece mucho tanto físicamente como por requerimientos a muchas tortugas del género Pelusios. La podremos diferenciar porque tiene un plastrón más osificado no movible, y posee 5 uñas en las patas delanteras.

Morfología: Tiene el caparazón bastante plano. Suele ser de color oscuro, entre gris y marrón, sin dibujos. El plastrón puede ser claro con manchas difusas oscuras o bien todo oscuro.
La cabeza y las patas son de color oliva oscuro, y la parte inferior del cuello es de un color mucho más claro. La parte superior de la cabeza suele estar punteada.
Tienen unas patas muy robustas, bastante palmeadas.
Una de las características de esta familia es que las tortugas no pueden retraer la cabeza, y lo que hacen es ponerla de lado para que quede protegida debajo del caparazón.

Pelomedusa subrufa - Helmeted turtle
Pelomedusa subrufa - Imagen de jotajota74

Galápago africano
Galápago africano - Imagen de Enric Pàmies

Pelomedusa subrufa, caparazón
Vista del caparazón - Imagen de Feliciano Esteban

Pelomedusa subrufa, plastrón
Plastrón - Imagen de Feliciano Esteban
 
Subespecies: Existen 3 subespecies:
- P.s. nigra - Habita en el este de África del Sur. Sus placas pectorales se unen en el centro del plastrón, que es oscuro. En su cabeza se observan rayas negras.
- P.s. olivacea - Habita desde el suroeste de la península de Arabia y Etiopía hasta Camerún, Nigeria y Senegal. Los escudos pectorales no se tocan entre si.
- P.s. subrufa - Habita desde Somalia y Sudán hasta Ghana y Madagascar. Los escudos pectorales se unen en el centro de su plastrón.

Dimorfismo sexual: Los machos tienen la cola más ancha y larga. El caparazón de las hembras es más ancho que el de los machos.

Tamaño: Puede llegar a medir hasta 25 cm, o incluso un poco más (se han encontrado ejemplares de hasta 33 cm).

Distribución: Esta especie se distribuye por una gran parte del continente africano, en Arabia y en Madagascar.

Hábitat: Vive en lagos, estanques y ríos de corriente lenta. Les gustan las zonas muy tranquilas y con mucha
vegetación sumergida y flotante donde poderse esconder. Su hábitat se caracteriza por tener dos estaciones muy distintas: una de lluvias intensas y otra de extrema sequía. Por este motivo suelen aprovechar cualquier charca o poza.
Pueden llegar a vivir a más de 3.000 metros de altitud.

Pelomedusa subrufa
Pelomedusa en el exterior durante el verano - Imagen de Enric Pàmies

Pelomedusa subrufa
Vista lateral - Imagen de Mauremys

Pelomedusa subrufa, detalle del caparazón
Caparazón - Imagen de Mauremys

Pelomedusa subrufa en verano en un estanque exterior
Pelomedusa subrufa - Imagen de Enric Pàmies
 
Mantenimiento: Esta especie se debe mantener en un gran acuaterrario todo el año. Puede mantenerse al aire libre únicamente en los meses más cálidos del año.
Debe tener una parte acuática (2/3), con rampas, piedras o troncos que le faciliten la salida. Se recomienda el uso de plantas acuáticas (tanto de fondo como flotantes) para que la tortuga se sienta más protegida. En su hábitat se la puede encontrar en charcas con aguas de mala calidad, pero recomendamos el uso de un potente filtro externo para mantener el agua en condiciones óptimas.
En la zona terrestre deberemos mantener el nivel de humedad alto utilizando como substrato (mínimo 15-20 cm de profundidad) coco-chips y musgo, además de utilizar varias cortezas, troncos y plantas para que les sirvan de escondrijo. En la zona terrestre, básicamente en la rampa de acceso a la zona acuática, deberemos instalar una lámpara tipo spot para que las tortugas pueda asolearse.
El agua se deberá mantener a 24-30 ºC todo el año. Estas tortugas no deben hibernar.
Esta especie puede ser bastante tímida, por lo que al principio no se la deberá estresar ni manipular en exceso.

Alimentación: Es una especie mayormente carnívora: se alimenta de gasterópodos, gusanos, insectos, pequeños mamíferos y aves, peces, renacuajos, ranas, carne,... en libertad se la ha observado comiendo los parásitos de los rinocerontes cuando se bañan en estas charcas. Es posible que acepte de vez en cuando algún alimento de origen vegetal, pero no es frecuente.
En ocasiones pueden alimentarse fuera del agua, sobretodo a base de caracoles, gusanos, ...
Se ha observado que estas tortugas son capaces de cazar en grupo. Cuando ven una presa bebiendo agua en la charca (a menudo sus presas son aves de pequeño o mediano tamaño) se unen varias tortugas mordiendo al ave y arrastrándola al agua, para ahogarle y posteriormente comérsela entre todas. Es una de las pocas especies en que se observa este tipo de comportamiento de "caza en grupo".

Comportamiento: Es una especie bastante tímida, y puede ser agresiva con los ejemplares más pequeños. Acostumbra a pasarse el día escondida.
En su hábitat suele hacer migraciones por tierra cuando se ha secado su charca o bien para conquistar territorios mejores. En la época de sequía se entierra en el fango para pasar un largo periodo de estivación a la espera de que lleguen de nuevo las lluvias.

Pelomedusa subrufa
Pelomedusa subrufa - Imagen de Mauremys

Pelomedusa subrufa, crías
Crías a la venta en Expoterraia 2008 - Imagen de Enric Pàmies

Cría de Pelomedusa subrufa
Detalle de la cabeza - Imagen de Feliciano Esteban
 
Reproducción: Su reproducción se ha conseguido varias veces en cautividad, pero no es fácil.
La hembra pondrá de 5 a 42 huevos de unos 2'2 x 3'8 cm en una zona de tierra seca, un poco alejada del estanque.
Se deberán retirar los huevos con sumo cuidado y sin rotarlos y ponerlos en una incubadora. La temperatura ideal de incubación ronda los 28 ºC. A esta temperatura las crías tardan unos 75 - 90 días en nacer.
Las crías al nacer miden entre 2'5 y 3 cm.

Problemática: Esta especie se importa bastante a menudo, pero no es recomendada para principiantes debido a sus necesidades de altas temperaturas.
Nunca se debe hacer hibernar a las tortugas de esta especie.
Muchas etnias africanas consumen un buen número de estas tortugas. De todas formas se la considera una especie con poblaciones aún abundantes.

Legislación: No está incluida en la CITES.

Bibliografía consultada:
- AVANZI, M. / MILLEFANTI, M. (2004) - El gran libro de las tortugas. Editorial De Vecchi, Barcelona.
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, C.H. / BARBOUR, R.W. (1989) - Turtles of the World. Smithsonian Institution Press, Washington.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and breeding freshwater turtles. Living Art Publishing.
- LUISON, Andrea / REDAELLI, Stefano (2008) - Freshwater turtles and terrapins: the complete guide. Testudo Edizioni, Italia.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ediciones Omega, Barcelona.
- VETTER, Holger (2002) - Turtles of the world Vol.1. Africa, Europe and Western Asia. Edition Chimaira, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...