miércoles, 26 de marzo de 2014

Rhinoclemmys areolata - Tortuga rugosa de bosque

Rhinoclemmys areolata - Tortuga rugosa de bosque
Rhinoclemmys areolata semiadulta - Imagen de Marco A. López-Luna

Rhinoclemmys areolata (Duméril & Bibron, 1851)
Tortuga rugosa de bosque
Inglés: Furrowed wood turtle
Alemán: Gefurchte Erdschildkröte

Taxonomía: Pertenece al género Rhinoclemmys. Éste género está formado por 9 especies.
Rhinoclemmys areolata no tiene subespecies.
Según ERNST y BARBOUR, las poblaciones de Isla Cozumel (México) tienen caracteres algo distintos al resto de poblaciones.

Especies similares: Se parece bastante a Rhinoclemmys punctularia, pero R. areolata tiene el caparazón marrón (en lugar de negro) y la mancha naranja de la cabeza es muy fina.

Morfología: Tienen el caparazón bastante plano y alargado, de tonos marrones sin apenas dibujos.
El plastrón es de color claro, con una macha negra en la parte central en las crías, y dos manchas de color negro más difuminadas en los adultos.
La mitad superior de su cabeza es prácticamente negra, con unas finas líneas de color naranja. La mitad inferior es mucho más clara, de tonos amarillentos.

Furrowed wood turtle - Rhinoclemmys areolata
Rhinoclemmys areolata - Imagen de Luis Alberto Magana

Rhinoclemmys areolata
Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Plastrón de Rhinoclemmys areolata
Plastrón de un adulto y una cría de Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega
 
Dimorfismo sexual: El macho tiene la cola más larga y ancha, y tiene la cloaca más lejos del caparazón.


Tamaño: Esta especie suele medir hasta unos 20 cm.

Distribución: Habita en algunas regiones de México (de Veracruz a Yucatán), en Belice, Guatemala y Honduras.

Hábitat: Suelen vivir en sabanas húmedas, aunque se encuentran con frecuencia en los bosques próximos. Son frecuentes también en las proximidades de zonas pantanosas o de corriente lenta.

Mantenimiento: Se deberá tener los ejemplares de esta especie en un buen acuaterrario, con una alta humedad ambiental y un buen número de plantas. Deberá tener también un recipiente con agua (1/3 del terrario) , donde pueda bañarse y beber. Sobre la profundidad de agua que necesita no hay muchos datos, pero en mi opinión puede tener 30-40 cm, siempre que las salidas sean accesibles. Como base del substrato se utilizará mantillo mezclado con fibra de coco, aunque también se puede utilizar corteza, corcho, hojas, .... Es muy recomendable el uso de musgo, ya que aumentará bastante la humedad ambiental y servirá para que las tortugas se entierren.
Se  pueden mantener estos animales al exterior en los meses más cálidos, sólo cuando la temperatura nunca baje de los 22-24 ºC, ya que esta especie es muy sensible al frío. Su recinto debe tener muchas plantas y un alto grado de humedad y debe tener un pequeño estanque que termine en forma de playa, para facilitar el acceso de las tortugas (unas plantas que nos irán muy bien son los helechos, ya que crecen rápido, generando lugares para esconderse, y les gusta un alto grado de humedad).
Esta especie se debe mantener a unos 26-28 ºC, y no debe hibernar.
Se le deben poner muchas plantas, hojarasca, cuevas y troncos, porque a estas tortugas les gusta mucho esconderse.

Rhinoclemmys areolata
Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Rhinoclemmys areolata
Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Rhinoclemmys areolata
Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega
 
Alimentación: Esta especie es omnívora. Su dieta debe ser lo más variada posible: pera, plátano, lechuga, tomate, zanahoria, plantas silvestres, col de todo tipo, manzana, y otros muchos tipo de fruta y verdura, y como alimento de origen animal, se les deben dar caracoles, babosas, insectos, algo de carne, pescado,...

Comportamiento: Se trata de una de las especies con hábitos más terrestres del género, aunque se bañará con frecuencia en la zona acuática.
Son tortugas a las que les gusta mucho la humedad, por lo que suelen salir en busca de comida mientras llueve.

Reproducción: La puesta se realiza entre abril y mayo. Las hembras buscan un lugar idóneo, donde haya bastante humedad y mucha hojarasca, y allí es donde dejan su puesta semi-enterrada. Suelen poner de 6 a 9 huevos, de unos 5-6 cm de largo y 3 cm de ancho. Las crías nacerán pasados 45-60 días.

Hembra de Rhinoclemmys areolata junto la puesta
Puesta de Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Cría de Rhinoclemmys areolata
Cría saliendo del huevo de Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Cría de Rhinoclemmys areolata
Cría de Rhinoclemmys areolata - Imagen de Eliezer Vega

Problemática: Es posible que los animales lleguen con alguna enfermedad o parásitos debido a las malas condiciones en las que son transportadas. Además suelen ser animales recogidos de la naturaleza, por lo que les cuesta mucho adaptarse a la vida en el terrario.
Estas tortugas deberán vivir todo el año en un gran acuaterrario con calefacción.
En libertad, esta especie está perdiendo muchos hábitats por culpa de los humanos.

Legislación: No está presente en ningún apéndice de la CITES.

Bibliografía consultada:
- BONIN,F./DEVAUX,B./DUPRÉ,A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, Carl H. / BARBOUR, Roger W. (1989) - Turtles of the world. Smithsonian Institution Press, Washington.
- FERRI, Vincenzo (2001) - Todo tortugas y galápagos. Editorial Grijalbo, Barcelona.
- VETTER, Holger (2005) - Turtles of the World Vol.3. Central and South America. Edition Chimaira, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...