sábado, 22 de marzo de 2014

Rhinoclemmys pulcherrima - Tortuga pintada de bosque

Rhinoclemmys pulcherrima - Tortuga pintada de bosque
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen de Stefano Redaelli

Rhinoclemmys pulcherrima (Gray, 1856)
Tortuga pintada de bosque o tortuga madera mexicana
Inglés: Painted wood turtle
Alemán: Pracht-Erdschildkröte

Taxonomía: El género Rhinoclemmys está formado por 9 especies distintas. A su vez, Rhinoclemmys pulcherrima tiene 4 subespecies.
La subespecie R.p. manni es sin duda la más frecuente en cautividad de este género.

Especies similares: Es una tortuga de coloración única, por lo que es fácil distinguirla del resto de especies. Sus cuidados son parecidos a los de Terrapene, Pyxidea, Heosemys,...

Morfología: Las distintas subespecies tienen importantes variaciones de coloración y morfológicas (ver las diferencias en el apartado de Subespecies).
El plastrón suele ser amarillo-anaranjado con una franja oscura en el centro, mientras que se observa en la parte inferior de los escudos marginales una viva coloración de tonos amarillos, naranjas y negros.
La cabeza y las patas son de color gris verdoso con líneas de color rojo claro, incluso rosado. La mitad inferior de la cara adquiere tonos algo más amarillentos.

Rhinoclemmys pulcherrima manni
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen de Manuel Romero

Rhinoclemmys pulcherrima manni
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen de dFa
 
Subespecies: Esta especie se divide en 4 subespecies:
- R.p. incisa - Habita en el sur de Oaxaca (México), en Guatemala, El Salvador, Honduras y el norte de Nicaragua. Posee un caparazón bastante abombado, de color marrón claro con un dibujo muy apagado (en
los adultos no se observa ningún dibujo).

Rhinoclemmys pulcherrima incisa
Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Fernando Fuentes

Rhinoclemmys pulcherrima incisa
Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Fernando Fuentes

Rhinoclemmys pulcherrima incisa
Cría de Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Ivixotics

Rhinoclemmys pulcherrima incisa
Cría de Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Ivixotics

Rhinoclemmys pulcherrima incisa, caparazón
Cría de Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Ivixotics

Rhinoclemmys pulcherrima incisa, plastrón
Plastrón de Rhinoclemmys pulcherrima incisa - Imagen de Fernando Fuentes
 
- R.p. manni - Habita en el sur de Nicaragua y en el norte de Costa Rica. Es la especie más conocida y la más espectacular. Tiene en el caparazón una coloración ocelada de rojos claros, amarillos y negros, lo que recuerda un poco la madera. Los adultos tienen el caparazón bastante abombado.

Rhinoclemmys pulcherrima manni, cría
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen cedida por Mauremys

Rhinoclemmys pulcherrima manni, plastrón
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen cedida por Mauremys

Rhinoclemmys pulcherrima manni en el terrario
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen cedida por Enric Pàmies

Rhinoclemmys pulcherrima manni
Rhinoclemmys pulcherrima manni - Imagen cedida por mcvera

Rhinoclemmys pulcherrima manni en el agua
R.p. manni en el agua - Imagen de Enric Pàmies
 
- R.p. pulcherrima - Habita en la costa de Guerrero y en Oaxaca (México). Su caparazón es bastante plano, y se observa que sus escudos marginales están curvados hacia arriba. Su color es de tonos amarillo verdosos, con pequeñas manchas naranjas.

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima
Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de Leopi

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima
Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de Leopi

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - México
Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de Leopi

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima, cría
Cría de Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de jacotot

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima, cría
Cría de Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de jacotot

Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima, plastrón
Plastrón de Rhinoclemmys pulcherrima pulcherrima - Imagen de Leopi
 
- R.p. rogerbarbouri - Habita en Sonora, México. Es la subespecie menos conocida. Según algunos autores se debería incluir dentro de otra subespecie.


Dimorfismo sexual: El macho tiene la cola más larga y ancha, y tiene la cloaca más lejos del caparazón. Alcanza una talla un poco inferior que la de las hembras.

Tamaño: Esta especie suele medir hasta unos 20 cm.

Distribución: Habita en algunas regiones de México, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Hábitat: Viven en bosques y selvas húmedos, o en bosques más secos pero con cursos de agua cerca.

Mantenimiento: Esta especie es mayoritariamente terrestre, pero le gusta ponerse en el agua de vez en cuando, normalmente al atardecer. Se dan casos con frecuencia de ejemplares que pasan la mayor parte del tiempo en el agua.
Se deberá tener los ejemplares de esta especie en un buen terrario, con una alta humedad ambiental. Deberá tener también un recipiente con agua (1/3 del terrario) , donde pueda bañarse y beber. El agua no deberá tener más de 10 cm de profundidad.
Se puede utilizar como substrato una mezcla de coco-chips, corteza y musgo, para que mantengan el nivel de humedad bien alto (se recomienda rociarlo con agua a diario). Deberemos ubicar en el terrario algunas plantas para que creen escondrijos y permitan que en el terrario haya zonas más sombrías (algunos aficionados utilizan plantas artificiales). Para crear escondites podemos utilizar cortezas y hojarasca.
Deberemos poner en el terrario una lámpara de calor (cerámica, infra-roja, ...) y alguna lámpara de luz uva/uvb, aunque al tratarse de tortugas de bosque no necesitan demasiada luz diurna. 
Se  pueden mantener estos animales al exterior en los meses más cálidos, en un recinto con muchas plantas y un alto grado de humedad. Se puede poner un pequeño estanque que termine en forma de playa, para facilitar el acceso de las tortugas. No es necesario que tenga una gran profundidad.
Esta especie se debe mantener a unos 24-26 ºC, con una zona más cálida de hasta 30ºC y no se recomienda que hiberne bajo ningún concepto.

Tortuga pintada de bosque en su terrario
R.p. manni en su terrario - Imagen de Enric Pàmies

Tortuga pintada de bosque en un recinto exterior
R.p. manni en un recinto exterior - Imagen de Mauremys
 
Alimentación: Esta especie es omnívora, pero prefiere la comida de origen vegetal. Su dieta debe estar compuesta en un 85 % de vegetales y fruta: pera, plátano, lechuga, tomate, zanahoria, plantas silvestres, col de todo tipo, manzana,...
El otro 15 % deben ser caracoles, babosas, insectos, algo de carne poco grasa, ...

Comportamiento: Por lo general les gusta estar en tierra, escondidas entre plantas y hojas secas. Esta especie se adapta muy bien a la cautividad y no suele ser tímida al poco tiempo de tenerla.
Al atardecer les gusta darse unos buenos baños. Como ya se ha comentado algunos ejemplares son de hábitos más acuáticos.
A esta especie le gusta mucho pasear por el recinto en días lluviosos (pero calurosos).
Puede convivir con otras especies de necesidades similares sin problemas.
No se la debe hacer hibernar.

Reproducción: Todavía no se conocen mucho los aspectos de la reproducción en cautividad. Realizan unas 4 puestas, con unos 1-4 huevos por puesta. Los huevos se deberán incubar a 28 ºC, con un 90 % de humedad. Los huevos miden unos 28 x 45 mm.
Las crías nacerán entre 60 y 90 días más tarde.
Según AVANZI, es posible que haya un periodo de suspensión en el desarrollo de los embriones, y puede durar hasta 6 meses. Por lo tanto, se debe esperar un buen tiempo a que las crías nazcan, y nunca tirar los huevos a los 4 meses creyendo que ya no saldrá nada.

Huevo de Rhinoclemmys pulcherrima
Huevo de Rhinoclemmys en la incubadora - Imagen de Feliciano Esteban

Rhinoclemmys pulcherrima saliendo del huevo
Cría saliendo del huevo - Imagen de Sharky

Rhinoclemmys pulcherrima acabada de nacer
Cría de R.p. manni - Imagen de Sharky

Rhinoclemmys pulcherrima manni
Cría en un acuaterrario - Imagen de Sharky

Rhinoclemmys pulcherrima manni
Plastrón de una cría - Imagen de Sharky
 
Problemática: Es posible que los animales lleguen con parásitos o golpes en el caparazón en en ejemplares que han sido capturados de su hábitat (que es lo más frecuente en los ejemplares adultos). Actualmente es una especie muy frecuente en las tiendas especializadas. Los ejemplares disponibles suelen ser ya criados en cautividad.
Estas tortugas deberán vivir la mayor parte del año en un gran acuaterrario con calefacción, ya que no toleran bien el frío.
En libertad, esta especie está perdiendo muchos hábitats por culpa de los humanos.

Legislación: No está presente en ningún apéndice de la CITES.

Bibliografía consultada:
- AVANZI, Marta / MILLEFANTI, Massimo (2004) - El gran libro de las tortugas. Ed. De Vecchi, Barcelona.
- BONIN,F./DEVAUX,B./DUPRÉ,A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, Carl H. / BARBOUR, Roger W. (1989) - Turtles of the world. Smithsonian Institution Press, Washington.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and breeding freshwater turtles. Living Art Publishing.
- LUISON, Andrea / REDAELLI, Stefano (2008) - Freshwater turtles and terrapins: the complete guide. Testudo Edizioni, Italia.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ediciones Omega, Barcelona.
- VETTER, Holger (2005) - Turtles of the World Vol.3. Central and South America. Edition Chimaira, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...