lunes, 17 de marzo de 2014

Siebenrockiella crassicollis - Tortuga negra de pantano

Siebenrockiella crassicollis
Siebenrockiella crassicollis - Imagen cedida por José Vinagre

Siebenrockiella crassicollis (Gray, 1831)
Tortuga negra de pantano
Inglés: Black marsh turtle
Alemán: Dickhalsschildkröte

Taxonomía: El género Siebenrockiella está formado por una única especie: Siebenrockiella crassicollis. No se han descrito subespecies, y no se conocen variaciones geográficas.
Según algunos autores podría haber una segunda especie en este género: Siebenrockiella leytensis. Esta especie, pero, suele considerarse perteneciente al género Heosemys.

Especies similares: Es una especie que se puede reconocer con bastante facilidad, pues no existen otras especies que sean muy similares. Algunos ejemplares de Melanochelys o Notochelys pueden ser algo parecidos, pero las diferencias en la forma del caparazón, forma de la cabeza y coloración es distinta.

Morfología: La crías y los juveniles presentan un caparazón de tonos muy oscuros, casi negros, sin ningún tipo de dibujos. En la franja de crecimiento de sus escudos costales podremos apreciar un tono marrón o incluso rojizo. Su cabeza es también de color oscuro, pero en este caso podremos apreciar una serie de manchas casi blancas de distintos tamaños. Sus patas y cola son también de color entre gris oscuro y negro. En su caparazón observaremos una quilla central muy marcada y dos quillas laterales mucho más suaves.
Los ejemplares adultos tienen una coloración generalmente parda (más o menos oscura dependiendo del ejemplar) sin dibujos, tanto en el caparazón como en la cabeza y las patas. En ocasiones podemos observar también en su cabeza las manchas blanquecinas que caracterizan los juveniles. La quilla central de su caparazón está menos marcada (y las laterales son casi inobservables). Su plastrón suele ser también oscuro con una pequeña zona central algo más clara, pero en algunos ejemplares es básicamente claro con zonas oscuras en la parte inferior exterior de cada escudo. Habitualmente tienen los bordes traseros del caparazón ligeramente serrados.
Sus patas son poco palmeadas.

Siebenrockiella crassicollis - Tortuga negra de pantano
Cría de Siebenrockiella - Imagen cedida por José Vinagre

Siebenrockiella crassicollis - Black marsh turtle
Detalle de la cara - Imagen cedida por José Vinagre

Siebenrockiella crassicollis, adulto
Adulto de Siebenrockiella crassicollis - Imagen de Jonathan J. González

Siebenrockiella crassicollis, plastrón
Plastrón de un adulto - Imagen de Jonathan J. González

Dimorfismo sexual: Los machos poseen una cola de un tamaño muy superior a la de las hembras. Su
plastrón es ligeramente cóncavo.

Tamaño: Estas tortugas no suelen superar los 20 cm de longitud.

Distribución: Esta especie habita en el sur de Myanmar, Tailandia, Singapur, Camboya, Laos y en el sur del Vietnam, en Malasia y en algunas islas de Indonesia (Sumatra, Java, Borneo, ...). 

Hábitat: Esta especie habita en cursos de agua de corriente lenta y en zonas de aguas más estancadas como lagos o marismas, con presencia de vegetación acuática y marginal (en las orillas) y fondos lodosos.

Mantenimiento: Se trata de una especie de hábitos muy acuáticos, por lo que deberemos alojarla en un acuaterrario con 3/4 partes de agua. Esta zona acuática deberá ser profunda (pero con accesos fáciles a la zona terrestre), con un potente filtro que mantenga el agua en condiciones óptima, y deberá estar constantemente a unos 25-26ºC de temperatura. Es muy recomendable la utilización de troncos en el fondo del agua y de un buen número de plantas flotantes y de fondo.
La zona terrestre no será usada muy a menudo, aunque deberíamos instalar una lámpara tipo spot que mantenga esta zona a unos 30ºC. Serán necesarios unos 20 cm de profundidad de substrato (se puede utilizar coco-chips, mantillo, musgo, ...). Es importante que la zona terrestre tenga un elevado grado de humedad, por lo que la presencia de plantas es también indispensable.
Durante los meses más cálidos puede pasar a ocupar un recinto al aire libre que conste de un estanque con vegetación flotante y de una zona terrestre bien vallada.

Siebenrockiella crassicollis en su acuario
Tortuga en su acuario - Imagen cedida por José Vinagre

Siebenrockiella crassicollis, cabeza
Cabeza de un adulto - Imagen de Jonathan J. González

Siebenrockiella crassicollis
Ejemplar de Siebenrockiella - Imagen cedida por José Vinagre

Siebenrockiella crassicollis
Detalle de la cabeza - Imagen cedida por José Vinagre

Alimentación: Es una especie omnívora: en libertad se alimenta de invertebrados, moluscos, pequeños anfibios, peces, además de plantas acuáticas, frutos caídos en el agua y de carroña. En cautividad se debería intentar copiar este tipo de alimentación, aunque es posible que las tortugas se acostumbren a comer de forma ocasional pienso para tortugas acuáticas.

Comportamiento: En libertad suele pasar bastante tiempo enterrada en el fango del fondo del río. Suele acceder a tierra para buscar alimento o para termo-regularse (aunque no es muy frecuente).
Suele tratarse de una especie muy tímida, por lo que sobretodo al principio deberemos intentar manipularla lo menos posible para no estresarla en exceso.
Esta especie no debería hibernar en cautividad. En libertad, en las zonas más norteñas de su distribución puede pasar pequeños periodos de brumación.
Se trata de unas tortugas poco hábiles dentro del agua, por lo que lo más frecuentes es verlas caminando por el fondo del agua. Por este motivo se recomienda construir rampas que permitan el fácil acceso a la zona terrestre.
Otro elemento a tener en cuenta es el hecho de que se trata de tortugas que están activas sobretodo durante la noche, por lo que no las veremos activas muy a menudo durante el día. Es una especie muy sociable y poco agresiva.

Reproducción: Las hembras de esta especie puede realizar hasta 3-4 puestas de 1-2 huevos cada una (cada huevo puede medir 1,9 x 4,5 cm). Los huevos eclosionarán pasados unos 80-90 días. La reproducción en cautividad se ha conseguido muy pocas veces, aunque el problema básico es la falta de grupos importantes de ejemplares adultos (es una especie escasamente importada).
Problemática: Los pocos ejemplares que podemos encontrar en cautividad son ejemplares cazados de su hábitat, por lo que es habitual que tengan parásitos y problemas dérmicos (hongos), además de necrosis en el caparazón. Esto también conlleva que se trate de tortugas más asustadizas de lo habitual.
Estas tortugas no deberían hibernar, por lo que requieren de instalaciones de un buen tamaño caldeadas durante todo el año.

Legislación: Esta especie está incluida en el Apéndice II de la CITES.

Bibliografía consultada:
- AULIYA, Mark (2007) - An identification guide to the tortoises and freshwater turtles of Brunei Darussalam, Indonesia, Malaysia, Papue New Guinea, Philippines, Singapore and Timor Leste. TRAFFIC Southeast Asia, Malaysia.
- BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) - Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
- ERNST, C.H. / BARBOUR, R.W. (1898) - Turtles of the World. Smithsonian Institution Press, Washington.
- FERRI, Vincenzo (2001) - Tortugas y galápagos. Grijalbo Mondadori, Barcelona.
- GURLEY, Russ (2003) - Keeping and Breeding Freshwater Turtles. Turtle and Tortoise Preservation Group.
- HIGHFIELD, A.C. (1996) - Encyclopedia of keeping and breeding tortoises and freshwater turtles. Carapace Press, London.
- MÜLLER, Gerhard (1995) - Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ed. Omega, Barcelona.
- VETTER, H. / VAN DIJK, P.P. (2006) - Turtles of the World, Vol. 4. East and South Asia. Chimaira Edition, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...