sábado, 12 de abril de 2014

Terrario para Rhinoclemmys pulcherrima y otras especies forestales


Terrario para tortugas forestales
En este artículo se describirá de forma detallada cómo debe ser un terrario para especies forestales, en este caso para cuatro ejemplares de Rhinoclemmys pulcherrima manni (2 ejemplares adultos y dos juveniles).
En este caso el terrario es de 150 x 60 x 68 cm (ancho x alto x profundidad), con cristales frontales correderos y 4 respiraderos (dos laterales y dos en la parte posterior superior), que pueden taparse si se requiere una mayor humedad o temperatura.
Como se ha comentado este terrario está pensado para Rhinoclemmys pulcherrima manni, pero podría ser útil también para otras especies forestales de ambientes húmedos.

Vista general de los dos terrarios apilados

En el terrario superior habitan dos tortugas leopardo (Stigmochelys pardalis), y en el inferior 4 Rhinoclemmys pulcherrima manni


Accesorios y complementos

Dividiremos los accesorios necesarios en 4 grupos:

- Luces: A ambos extremos del terrario se han instalado dos casquillos de cerámica para dos luces. Una de ellas será una infra-roja que permitirá mantener la temperatura elevada día y noche, y la otra puede ser una lámpara tipo spot (para dar calor y luz) o bien una lámpara compacta de uva/uvb, que proporcionará una luz de espectro especial para reptiles. Es te tipo de tortugas habitan en zonas boscosas, por lo tanto la luz diurna la encenderemos únicamente 2-3 horas diarias. Se puede utilizar un termostato para programar de forma automática el encendido de las luces en caso de descender las temperaturas de los valores predeterminados.

Lámpara tipo spot

En la parte derecha observamos la lámpara infra-roja

 - Substrato: En este caso se ha utilizado una mezcla de mantillo, coco-chips y musgo, que permiten mantener una humedad elevada y les permiten enterrarse sin problemas (la mayor parte del día estas tortugas permanecen enterradas en el substrato). Humedeceremos con un pulverizador de agua el terrario a diario.

Vista general del terrario

Pueden observarse también algunas cortezas

 - Bebederos y comederos: Estas tortugas son de hábitos semi-acuáticos, por lo que deberemos habilitar un gran bebedero o piscina para que se bañen y, lo que sucede a diario, defequen. Este recipiente deberá limpiarse diariamente. En este caso se han habilitado además dos pequeños bebederos y unas piedras planas (pizarra) a modo de comedero.

Detalle de un pequeño bebedero

Tortuga entrando en su bebedero
 
- Plantas y decoración: Para dar un aspecto más natural, para dar más cobijo a las tortugas, para tapar un poco la luz diurna y para mantener la humedad, se han plantado en el substrato algunas plantas que pueden vivir con porcentajes elevados de humedad, como helechos y kalanchoes. Además se han puesto en el terrario algunas cortezas y piedras. Como ya se ha comentado, estas tortugas suelen excavar en el substrato a diario, por lo que "reubicarán" y desenterrarán las plantas. Deberemos controlar constantemente el estado de las plantas, para evitar que se sequen.

Al fondo observamos algunos helechos y kalanchoes

Vista general de las plantas y bebederos auxiliares
  
Tortugas en el terrario
Las Rhinoclemmys pulcherrima manni se deben mantener todo el año a unos 24-26ºC, con un punto caliente de hasta 30ºC (debajo de la bombilla infra-roja, en este caso). La humedad deberá ser muy elevada, por lo que recomendamos pulverizar agua dos veces al día.
Este modelo de terrario será útil para otras especies que requieran altos niveles de humedad, como Cistoclemmys flavomarginata, Terrapene sp., y para juveniles de Chelonoidis carbonaria y C. denticulata. Las dimensiones del mismo dependerá de las especies que deba albergar y del tamaño de dichas tortugas.

Juvenil de Rhinoclemmys pulcherrima manni

Macho de R.p. manni


Texto e imágenes: Enric Pàmies

 

martes, 1 de abril de 2014

Instalaciones para Terrapene


Las instalaciones para ejemplares adultos se recomiendan que sean exteriores, ya que suelen dar unos mejores resultados, aunque las crías las podremos mantener en terrarios interiores.

Instalaciones interiores
Los juveniles se podrán alojar en instalaciones interiores. Estos terrarios deberán tener un nivel de humedad alto, para lo cual se recomendará el uso de plantas de varios tipos y de musgo. Dos veces al día deberemos pulverizar agua en el interior del terrario.
El substrato puede ser a base de coco-chips y mantillo, con múltiples refugios (hechos con troncos, cortezas, ...).
Deberemos ubicar en el terrario una parte acuática de poca profundidad y de fácil acceso y también necesitaremos un comedero donde dejar el alimento vivo.
No será necesario mantener la temperatura demasiado elevada, pero el uso de una spot en un extremo del terrario creará un punto más caliente donde las tortugas podrán asolearse. En el resto del terrario debe haber zonas más sombrías, ya que algunas de estas tortugas habitan zonas selváticas y no necesitan tanta luz.

El musgo mantendrá el nivel de humedad elevado - Foto cedida por Manuel Romero

Tortuga a punto de esconderse en la zona más seca del terrario - Imagen de Enric Pàmies

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...