jueves, 7 de julio de 2016

Ciclado del acuario

El ciclado o maduración del acuario es el tiempo que se necesita para que el acuario se pueda considerar maduro, es decir, para que se haya desarrollado correctamente la población bacteriana que permitirá procesar el amonio, amoníaco y nitritos de tal forma que no afecte a la vida de sus habitantes.

Ciclo del agua - Ciclado (maduración) del acuario
Ciclo del agua

Ciclo del agua
El ciclo del agua se divide en los siguientes procesos:
- Los restos de plantas y animales muertos y el exceso de alimentos producen Amoníaco (NH3).
- La respiración, la urea y los excrementos de los animales producen Amonio (NH4)
- Las bacterias Nitrosomonas convierten el amonio y el amoníaco en Nitritos (NO2).
- Las bacterias Nitrobacter convierten los Nitritos en Nitratos (NO3).
- Las propias plantas del acuario se nutren de los nitratos. Otra fracción de nitratos será extraída mediante cambios de agua periódicos.

Ciclado del acuario
Para conseguir que proliferen suficientes bacterias capaces de asimilar los deshechos de los peces o tritones, deberemos ciclar o madurar el acuario previamente.
Un mes antes de introducir animales montaremos el acuario introduciendo el sustrato, las plantas y los elementos necesarios (decoración, calentador, filtro, ...). Llenaremos el acuario con agua sin cloro (si es agua del grifo debería dejarse en una botella abierta para que se evapore el cloro).
Cada 4-5 días introduciremos en el agua dos o tres escamas de alimento para peces. Al no existir de un principio las bacterias necesarias, si hubiera un exceso de amonio y amoníaco (producido por los peces y los restos de alimentos) se saturaría el agua de estos componentes provocando la muerte de los animales. Con la introducción de unas pocas escamas conseguimos una producción de amoníaco gradual, de tal forma que permite la proliferación de nitrosomonas sin llegar a saturar el agua.
Las nitrosomonas irán convirtiendo poco a poco el amoníaco en nitritos, consiguiendo a su vez la proliferación de nitrobacter.
Las bacterias nitrobacter convertirán los nitritos en nitratos, y éstos servirán de nutrientes para las plantas.
Al cabo de aproximadamente un mes conseguiremos que los niveles de amonio y nitritos sea 0, y que los nitratos sean inferiores a 40 ppm. Llegados a este punto podremos proceder a incorporar animales de forma gradual, para que las poblaciones de bacterias puedan asimilar los nuevos aportes de amonio y amoníaco.
Durante el proceso, y de forma permanente, se recomienda cada semana cambiar un 20% del agua del acuario. Este cambio favorecerá la eliminación de un posible exceso de nitratos.

Si conseguimos tener un acuario con un volumen de litros y una cantidad de plantas proporcionados al tipo y cantidad de animales que albergue, el ciclo del agua no se desajustará. En muchos casos puede incluso permitirnos obviar la utilización de un filtro mecánico, ya que las plantas pueden realizar la función filtradora sin problemas.
Si existen suficientes plantas mantendrán los niveles de nitratos bajos, lo que impedirá la proliferación de algas.

Carpín en un acuario bien madurado
Carpín en un acuario bien madurado - Imagen de Enric Pàmies

Elementos a tener en cuenta
Es importante que, como se ha comentado, desde el inicio se hayan incorporado el sustrato, las plantas, los elementos decorativos y el filtro (si es necesario). En estos elementos se asentarán las poblaciones bacterianas.
Se recomienda que además de poner en el acuario peces o tritones se liberen Daphnia, gambas de agua dulce (como por ejemplo Neocaridina) y caracoles (como Physa y Planorbis). Estos animales contribuyen a la eliminación de microalgas, algas y se alimentarán también de los restos de comida y deshechos orgánicos.

Tritón jaspeado en un acuario
Tritón jaspeado (Triturus marmoratus) - J. L. Gómez de Francisco © - www.gomezdefrancisco.es

Acuarios para tortugas
El caso de las tortugas acuáticas merece un apartado propio. Las tortugas comen mucho y además liberan una gran cantidad de urea y excrementos, que sumados a los restos de comida hacen que el ciclo del agua se descompense.
Si quieren mantenerse estos animales en acuarios sin necesidad de realizar cambios totales de agua deberán tenerse en cuenta los siguientes factores:
- El acuario deberá se rlo más amplio posible. Cuantos más litros de agua contenga, mayor será la capacidad de asimilación de amonio y amoníaco.
- Deberá tener un potente filtro que elimine los restos sólidos del agua y cree colonias bacterianas mayores.
- Las tortugas suelen comerse o desenterrar las plantas. Si es posible recomiendo partir el acuario en dos partes: una parte mayor para que vivan las tortugas y una pequeña parte separada con una malla donde podremos poner algunas plantas, gambas y caracoles, que ayudarán a mejorar el ciclo del agua.
- Si es posible se recomienda que se les dé el pienso en un recipiente a parte. De esta forma evitaremos que los restos de pienso ensucien el agua.
- Si además ponemos guppys (aguas templadas) o gambusias (aguas frías) estos animales ayudarán a eliminar los restos de comida.

Sternotherus carinatus en un acuario
Sternotherus carinatus en un acuario - Imagen de Enric Pàmies


Artículo escrito por: Enric Pàmies


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...