martes, 24 de marzo de 2015

Terrario para Astrochelys radiata

A continuación os contaremos detalladamente el proceso de construcción de un terrario para ejemplares juveniles y subadultos de Astrochelys radiata, sin duda una de las especies más espectaculares del planeta.

- Introducción
Las tortugas radiadas (Astrochelys radiata) son tortugas poco frecuentes entre los aficionados, dado su alto grado de protección. Recientemente se pueden ver a la venta cada vez más crías nacidas en cautividad, lo que hará que con los años baje un poco el precio de esta especie que actualmente está fuera del alcance para la mayoría.
Sin duda se trata de una de las especies terrestres más bellas, dada su forma abombada y coloración espectacular.

- Terrario
A continuación os mostraremos el proceso de construcción de un terrario de 180 x 45 x 50 cm (largo x ancho x alto) pensado para alojar dos crías de Astrochelys radiata. Este terrario será muy adecuado para esta especie durante bastantes años, ya que al ser de grandes dimensiones permitirá alojar esta especie durante su etapa juvenil.
El terrario utilizado es un terrario modular desmontable.
Este terrario está hecho de cristal, con perfiles de aluminio, con techo de placa perforada, con puertas correderas en los frontales de los tres módulos y con dos agujeros en cada lateral que nos permitirán instalar las lámparas de calor y de rayos uva/uvb.

Vista de los perfiles que serán utilizados para unir los cristales

Base del terrario

Se empiezan a colocar los cristales de los laterales, las puertas frontales y el techo

Terrario montado

- Sustratos
Esta especie requiere que una parte del terrario tenga muy poca humedad, pero necesita disponer también
de una zona más húmeda. En la zona más próxima a la Powersun (zona con más temperatura durante el día) en un inicio se había puesto arena roja, y se había puesto en la otra parte arena de duna mezclada con tierra normal (arcilla roja).
Al final se optó por que toda la capa superficial fuera a base de arena de río, y debajo hay gravilla y turba rubia, para mantener alto el nivel de humedad.

En esta imagen se puede observar la capa de turba rubia y encima la capa de gravilla

En la zona más cálida en un inicio se puso tierra desértica de color rojo.

- Luces y calor
En la parte más cálida se puede observar una lámpara tipo spot (Powersun 160 W) que mantiene la temperatura de esa zona a 32-33ºC durante el día. Por la noche la temperatura se mantiene a 22ºC gracias a una lámpara cerámica.
En el otro extremo se puede observar una lámpara tipo spot de Phillips para el asoleamiento durante el día. Próximamente se aplicará a esta zona otra lámpara cerámica para mantener la temperatura durante la noche.
La Powersun en un principio se aplicó de forma inclinada junto a la lámpara de cerámica. Para estas lámparas es imprescindible una aplicación totalmente vertical (si no puede provocar fallos en su funcionamiento) por lo que se optó a quitar una de las placas perforadas del techo y se montó un soporte para mantener la lámpara en su forma correcta. Este tipo de lámparas se deben aplicar siempre a un casquillo de cerámica, ya que si fuera de otro material se podría acabar fundiendo por el intenso calor que desprende la lámpara.

Vista de la zona más cálida del terrario

Aplicación de la Powersun

- Agua y humedad
La humedad en estos terrarios debe variar de un extremo a otro, ya que esta especie puede encontrarse en hábitats muy variados. De esta forma las tortugas escogerán en cada momento la zona del terrario en la que prefieran estar. En un extremo se pondrá una zona no excesivamente cálida con un nivel de humedad medio (puede rociarse con agua cada 2 días). En esta zona se pueden plantar algunas plantas resistentes (en la foto se aprecian algunas Kalanchoe).
El extremo más cálido deberá ser también mucho más seco, por lo que se recomienda utilizar un substrato tipo desértico.
En el terrario deberá haber siempre un pequeño recipiente con agua fresca y limpia para que las tortugas puedan beber y bañarse, si lo desean.

- Decoración y complementos
Hay muchos elementos que pueden acabar de dar al terrario un aspecto "natural", además de proporcionar a las tortugas escondrijos:
· Trozos de corteza y troncos: Situados en forma de cueva proporcionarán muy buenos escondrijos donde las tortugas descansarán cuando lo necesiten. También sirven para crear pequeños obstáculos que ayudarán a nuestras tortugas a estar más en forma.
· Rocas: Las rocas servirán también como obstáculo para que las tortugas tengan que hacer ejercicio, además de dar un aspecto natural al terrario. Estas rocas y piedras ayudarán limar las uñas de las tortugas (si el substrato es muy blando pueden llegar a crecer demasiado). Se pueden hacer pequeñas cuevas con rocas, ya que quedarán más acorde con este tipo de terrario que las cuevas con cortezas y troncos.
· Comedero: En las tiendas especializadas venden comederos especiales para reptiles, aunque una piedra plana o un pequeño plato pueden dar la misma utilidad. El comedero es muy útil para que las tortugas no ingieran el substrato que se pudiera mezclar con la comida.
· Plantas: Podemos plantar en el terrario algunas plantas para que sirvan de decoración y/o alimentación para nuestras tortugas. Se recomiendan para estas especies las plantas crasas, tipo cactus, que no requieren mucha humedad y pueden soportar las temperaturas altas.
Las plantas deberán cambiarse de vez en cuanto ya que con el exceso de calor pueden secarse, y además las tortugas las desenterrarán al pasarles por encima y se las comerán en cuanto tengan un poco de hambre.

Planta del género Hawothia

En este terrario se optó por plantar algunas Kalanchoe

Vista general del terrario con la decoración y substrato definitivos


Imágenes: Salvador Laguna
Texto: Enric Pàmies

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...