domingo, 17 de enero de 2016

Furcifer pardalis, el camaleón pantera

Camaleón pantera (Furcifer pardalis)
Camaleón pantera (Furcifer pardalis) - Imagen de Llorenç GH

Furcifer pardalis (Cuvier, 1829)
Camaleón pantera
Inglés: Panther chameleon

Taxonomía: El camaleón pantera (Furcifer pardalis) es sin duda una de las especies de camaleón más frecuentes en cautividad. Pertenece al género Furcifer, que tiempo atrás se había incluído dentro del género Chamaeleo.

Morfología: Los machos pueden llegar a medir hasta 55 cm (incluyendo la cola), y las hembras no suelen sobrepasar los 35 cm.
Existe una gran variedad de coloraciones dentro de esta misma especie dependiendo de la zona de origen de cada animal. Además hay que tener en cuenta su capacidad para cambiar de color, que a menudo suele ser debido a su estado de salud o a factores relacionados con el comportamiento: defendiendo su territorio de otro ejemplar, en época de cortejo, ...
Como es habitual en los camaleones, poseen 5 dedos en cada pata ubicados de forma opuesta en un grupo de 2 dedos y otro de 3, que les permite agarrarse con gran precisión a las ramas. Su cola es prénsil y les suele ser de gran ayuda para mantenerse bien agarrados a las ramas, sobretodo durante la caza.
Tienen una lengua muy larga con una protuberancia viscosa en el extremo que lanzan a gran velocidad para capturar a sus presas. Sus ojos tienen un gran ángulo de visión, y pueden mirar hacia distintos objetvios (no se mueven de forma coordinada entre sí, lo que les permite abarcar distintos espacios).

Dimorfismo sexual: Los machos alcanzan un tamaño superior, además de mostrar coloraciones más espectaculares.

Macho de camaleón pantera
Macho de camaleón pantera (Furcifer pardalis) - Imagen de Llorenç GH

Hembra de camaleón pantera (Furcifer pardalis)
Hembra de camaleón pantera (Furcifer pardalis) - Imagen de Llorenç GH

Distribución: Es una especie originaria de Madagascar, donde habita distintas regiones en el norte, noroeste y noreste de la isla. Además se han encontrado poblaciones (probablemente introducidas) en las islas Mauricio y Reunión.

Hábitat: Puede encontrarse en selvas lluviosas, aunque parece mostrar preferencia por bosques más abiertos y cultivos. Por este motivo se han adaptado sin problemas a hábitats modificados por el ser humano, encontrándose en jardines y plantaciones. Pueden habitar hasta los 950 metros de altitud.

Alimentación: En libertad se alimentarán de todo tipo de animales de tamaño relativamente reducido, como por ejemplo insectos, arácnidos e incluso pequeñas crías de mamíferos, aves u otros reptiles.
En cautividad se les puede proporcionar grillos, saltamontes, cucarachas, gusanos de la harina e incluso
pinkies (crías de ratón). Se recomienda periodicamente suplementar su alimento con minerales y vitaminas. Un aporte extra de calcio será muy recomendable para hembras reproductoras y también para las crías.

Macho de camaleón pantera (Furcifer pardalis)
Camaleón pantera (Furcifer pardalis) - Imagen de Llorenç GH

Comportamiento: Se trata de una especie exclusivamente arborícola, que prácticamente baja al suelo únicamente para realizar la puesta.
Los machos suelen mostrarse agresivos entre ellos, sobretodo en época de apareamiento. Para proteger su territorio cuando ven otro macho adquieren tonalidades más vivas e hinchan su cuerpo para parecer más grandes.
Sus movimientos suelen ser muy lentos, con pequeños vaivenes que consiguen que los depredadores los confundan con hojas o ramas.
En cautividad las hembras suelen vivir unos 3-4 años y los machos hasta unos 6 años.

Reproducción: Los camaleones pantera alcanzan la madurez sexual a los 7 meses de edad.
Pasados unos 40 días de la cópula, las hembras pondrán sus huevos enterrados en el suelo. La media de huevos por puesta suele rondar entre 10 y 45. Se recomienda incubar los huevos con vermiculita a unos 27ºC de temperatura diurna y 23ºC de temperatura nocturna. La incubación durará entre 150 días y 250 días.

Cría de camaleón pantera saliendo del huevo - Furcifer pardalis
Cría de camaleón pantera saliendo del huevo - Imagen de Llorenç GH

Crías de camaleón pantera - Furcifer pardalis
Crías de camaleón pantera - Imagen de Llorenç GH

Mantenimiento en cautividad: En cautividad es recomendable separar el macho de la hembra, para juntarlos únicamente cuando deban reproducirse.
Para un ejemplar adulto se recomienda un terrario de 120 cm de altura, 50 cm de ancho y 70 cm de profundidad. Es importante que las paredes sean de rejilla para conseguir una buena ventilación y evitar enfermedades respiratorias. El tamaño de la rejilla dependerá de si se trata de ejemplares adultos o crías, puesto que debido al pequeño tamaño de éstas podrían escaparse fácilmente.
Se recomienda un fotoperíodo de 12 h de luz y 12 h de oscuridad. La temperatura deberá ser de unos 30ºC en la zona más cercana a la fuente de calor (habitualmente una lámpara spot o una de cerámica) y unos 24ºC en la zona más alejada. Se puede proporcionar un descenso nocturno de hasta unos 20ºC.
Se les debe proporcionar agua a diario mediante 1-2 pulverizaciones en las plantas del terrario, puesto que son animales que no beberán agua de un bebedero.
La humedad ambiental deberá rondar el 60-80%.
En el terrario deberemos tener troncos y lianas para que habiten los camaleones, aunque es muy recomendable el uso de plantas naturales como los Ficus, que a parte de proporcionar troncos y ramas por donde trepar también proporcionan, gracias a sus hojas, distintas zonas donde refugiarse.
Es importante tener una fuente adecuada de luz UVA/UVB 5.0, puesto que sin esta radiación los camaleones enferman rápidamente.

Bibliografía y webs consultadas:
- GLAW, F. / VENCES, M.(2007) - A field guide to the amphibians and reptiles of Madagascar. Cologne, Vences & Glaw Verlag.
- Animal Divesity Web
- IUCN Red List
- Camaleones.es
- Wikipedia

Artículo escrito por: Enric Pàmies
Imágenes y asesoramiento: Llorenç GH

 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...