viernes, 4 de noviembre de 2016

Estanques con filtración natural para tortugas

En este artículo pretendo dar unas pequeñas bases de cómo conseguir un estanque con filtración natural, es decir, sin utilizar ni bombas ni filtros de ningún tipo.

Tal y como se explica en detalle en el artículo Ciclado del acuario, la calidad del agua depende del siguiente ciclo:

Ciclo del agua
Ciclo del agua

Los restos de vegetación muerta, comida de peces o tortugas, y deposiciones de los animales generan amoníaco y amonio. Gracias al trabajo de unas bacterias llamadas Nitrosomonas se convierten estos elementos en Nitritos, que posteriormente gracias a las Nitrobacter son convertidos a su vez en Nitratos. Estos nitratos serán asimilados posteriormente por las plantas o a través de cambios de agua del acuario.
En acuarios se utilizan sistemas de filtración internos o externos que sirven para extraer restos de comida o plantas y para acumular las bacterias que producen el ciclo del acuario.
En estanques externos existe la opción de utilizar potentes bombas y filtros capaces de limpiar un gran volumen de agua, pero en este caso explicaremos como podemos conseguir que el agua del estanque pueda estar limpia sin necesidad de utilizar ningún elemento externo.

Estanque con filtración natural
Estanque con filtración natural - Imagen de Enric Pàmies

Las claves básicas para conseguir una correcta filtración natural son:
- Diseño del estanque: Un estanque con mayor capacidad de agua siempre será más fácil de mantener limpio. Igualmente un estanque amplio pero con muy poca profundidad también dificultará el filtrado, puesto que con el exceso de sol el agua puede calentarse muy rápido y permitir el desarrollo de microalgas.
- Flora: Las plantas serán la principal clave para mantener limpia el agua: son las encargadas de eliminar los nitratos, evitando que sean absorbidos por algas o microalgas (que hacen que el agua se vuelva de color verde).
- Fauna: La fauna juega un papel importante, puesto que nos ayudará a eliminar los restos de plantas, comida e insectos.


FAUNA DEL ESTANQUE
En este caso estamos teniendo en cuenta que el objetivo de los estanques es albergar tortugas acuáticas. Estos animales realmente serán el principal productor de amonio y amoníaco, por lo que más que ayudar a la filtración serán el principal emisor de "suciedad". El resto de fauna y flora tendrán como objetivo compensar los nitratos derivados de estos animales.
Estos estanques, pero, también resultarán prácticos para quien quiera mantener peces, o incluso para el que quiera tener un bonito estanque en el jardín para que acuda la fauna del lugar.

- Tortugas: Tal y como se ha detallado las tortugas suelen ensuciar bastante. La principal ventaja que nos proporcionan es que pueden alimentarse de los restos de animales muertos y plantas, evitando la generación de más nitratos en un futuro. Hay que tener en cuenta la especie de tortuga que va a albergar el estanque, puesto que sus hábitos y su tamaño nos condicionarán mucho la construcción del estanque. Cuanto mayores sean las tortugas más profundidad y volumen de agua necesitaremos. También debemos tener en cuenta que algunas tortugas, como las de los géneros Pseudemys o Trachemys, pueden alimentarse de las plantas (que a su vez nos interesaría mantener para que realicen la filtración). Otras especies como Emys orbicularis, género Mauremys o Clemmys guttata son menos destructivas y mantienen mucho mejor la vegetación.

Chinemys reevesii entre la vegetación
Chinemys reevesii entre la vegetación - Imagen de Enric Pàmies

- Anfibios: Un punto de agua permanente suele atraer a los anfibios a corto plazo. Ranas y sapos serán los primeros en llegar al estanque, y con suerte se reproducirán de forma habitual. Los adultos se encargarán de eliminar las molestas moscas y mosquitos en verano (por ejemplo), y las larvas son verdaderas devoradoras de detritus y larvas de insectos.
Dependiendo de la zona donde residamos también pueden llegar al estanque tritones y salamandras.

Rana común (Pelophylax perezi)
Rana común (Pelophylax perezi), uno de los anfibios más habituales en el estanque - Imagen de Enric Pàmies

- Peces: Es imprescindible la presencia de peces en el estanque. Estos animales serán los encargados de eliminar los restos de comida de las tortugas y de eliminar los cientos de larvas de mosquitos y otros insectos que irán a criar en el estanque. Existen muchos tipos de peces adecuados para el estanque; desde los conocidos carpines dorados o goldfish (Carassius auratus), especies resistentes de Corydoras, neones chinos, los ya prohibidos kois o gambusias, o incluso especies autóctonas que
pueden llegar a través del agua o plantas del estanque. Es muy importante recalcar que cualquier especie de planta, tortuga o pez que no sea autóctona puede acabar resultando una especie invasora, por lo que debe evitarse que estos animales puedan salir del recinto del estanque.

- Insectos acuáticos y moluscos: Con el tiempo iremos descubriendo que nuestro estanque se llena de vida. Aparecerán pequeños caracoles acuáticos (como Lymnaea o Planorbarius), insectos acuáticos, larvas de libélulas, ... Estos animales también serán útiles para eliminar restos de comida, restos de animales e incluso las algas adheridas a las paredes o rocas.


PLANTAS FILTRADORAS
Todas as plantas que tengas las raíces dentro del estanque serán las encargadas de filtrar los nitratos y evitar así la propagación de las molestas algas filamentosas o las microalgas que evitan que el agua se vea transparente.
Existen las plantas marginales o palustres, que son especies que se pondrán en pequeñas macetas o en las zonas de menos profundidad del estanque. Suelen tener únicamente las raíces en el agua, mientras que los tallos y hojas están en el exterior. Algunos ejemplos son los papiros, juncos, iris, lirios, calas, ...

Estanque con papiros, nenúfares y cola de zorro
Estanque con papiros, nenúfares y cola de zorro - Imagen de Enric Pàmies

Las plantas sumergidas también serán grandes filtradoras, y además oxigenarán el agua mejorando la vida de los peces. Algunos ejemplos pueden ser la cola de zorro, vallisneria, egeria, cabomba, ... muchas de ellas ya muy conocidas en el mundo de la acuariofilia. En el caso de la cola de zorro (Ceratophyllum demersum) cabe destacar que no necesita estar plantada en el fondo, por lo que puede dejarse flotando en el estanque.

Cola de zorro (Ceratophyllum demersum)
Cola de zorro (Ceratophyllum demersum) - Imagen de Enric Pàmies

Los nenúfares son plantas que tienen las raíces en el fondo lodoso pero que mantienen las hojas flotando en el agua. A parte de filtrar los nitratos a través de sus raíces también serán de gran ayuda sus grandes hojas para que los animales se sientan más cómodos y resguardados y para evitar el calentamiento excesivo del agua en verano, puesto que parará los rayos del sol.

Nenúfares y lentejas de agua
Nenúfares y lentejas de agua - Imagen de Enric Pàmies

Las plantas flotantes son también muy utilizadas. En esta caso la raíz no llega al fondo. Exactamente como los nenúfares nos servirán para filtrar y evitar el calentamiento excesivo. Las más comunes suelen ser las lentejas de agua, salvinia, azolla, jacinto de agua o lechuga de agua.
Es muy importante recalcar que cualquier especie de planta, tortuga o pez que no sea autóctona puede acabar resultando una especie invasora, por lo que debe evitarse que estos animales puedan salir del recinto del estanque.

Rana común sobre las lentejas de agua
Rana común sobre las lentejas de agua - Imagen de Enric Pàmies


Combinación de nenúfar, jacinto de agua y cola de zorro
Combinación de nenúfar, jacinto de agua y cola de zorro - Imagen de Enric Pàmies


Finalmente separaremos los estanques con filtración natural en dos grupos:

ESTANQUES COMPLETOS
Se trata de construir un estanque y ubicar todo tipo de plantas y peces de tal forma que los animales tienen acceso a todas las partes del estanque, puesto que no tienen ningún tipo de divisiones.
Son estanques muy estéticos y naturales, pero en el caso de mantener tortugas "destructoras" como Pseudemys o Trachemys puede resultar realmente difícil conseguir que las tortugas no se coman las plantas y no rompan las hojas de los nenúfares.
Con otras especies de tortugas (Clemmys, Emys, Mauremys, Kinosternon, Sternotherus, ...) no existe este problema, pues suelen alcanzar un tamaño menor y no son tan voraces.
Igualmente para mantener únicamente peces o atraer anfibios estos estanques son los más adecuados.

Emys orbicularis en el CRT de l'Albera
Emys orbicularis en el CRT de l'Albera - Imagen de Enric Pàmies

Estanque con presencia de algas filamentosas
Estanque con presencia de algas filamentosas, en el CRARC de Masquefa - Imagen de Enric Pàmies

ESTANQUES DIVIDIDOS
Para evitar que las tortugas tengan acceso a las plantas y puedan devorarlas se recomienda la construcción de un estanque dividido. En este caso se dividirá mediante una malla una parte del estanque donde habitarán las tortugas, y en el resto del estanque podremos mantener todo tipo de plantas y peces que mantendrán el agua siempre limpia.

Vista superior de un estanque dividido
Vista superior de un estanque dividido - Imagen de Mari Bichos

Tortugas en un estanque con filtración natural
Tortugas en un estanque con filtración natural - Imagen de Mari Bichos

Estanque con filtración natural
Se observa claramente la zona para tortugas y la zona de vegetación - Imagen de Mari Bichos

Para finalizar el artículo me gustaría destacar algunos aspectos a tener en cuenta:

1- Un estanque con filtración natural será un gran lugar donde la fauna autóctona puede vivir y reproducirse. Por lo tanto puede ser muy útil para reforzar las poblaciones de anfibios.

2- En el caso de albergar fauna o flora procedentes de otras partes del mundo debemos asegurarnos de que no puedan acabar en nuestros cursos de agua. Muchas de estas especies son invasoras y pueden provocar grandes problemas medioambientales

3- Muchas de las plantas recomendadas en condiciones óptimas pueden criar y ocupar rápidamente todo el estanque. Es importante ir eliminando parte de las plantas para evitar la saturación del estanque, que puede resultar perjudicial para los animales.

4- Antes de introducir animales debemos informarnos bien de que sean adecuados para el tamaño del estanque y para el lugar donde estarán, puesto que deben poder soportar las temperaturas durante todo el año.

5- Los animales deberán introducirse de forma gradual. De esta forma las bacterias y flora del estanque se irán adaptando a las nuevas emisiones de amoníaco y amonio.

6- En el caso de mantener el estanque con mucha vegetación deberemos tener en cuenta que los animales no serán tan visibles como en un estanque con pocas plantas y con filtración mecánica. Por contrapartida las tortugas se mantienen mucho mejor (tienen más lugares donde ocultarse), tienen más alimentación vegetal a su alcance y se genera un microhábitat más completo con un mayor número de anfibios e invertebrados, además de más zonas para que los alevines de peces y larvas de anfibios puedan evitar la depredación.


Artículo escrito por: Enric Pàmies


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...