lunes, 25 de julio de 2016

Chelus fimbriatus - Tortuga mata mata

Matamata (Chelus fimbriatus)
Matamata (Chelus fimbriatus) - Imagen cedida por Mauremys
 
Chelus fimbriatus  (Schneider, 1783)  
Tortuga Mata mata
Inglés: Matamata
Alemán: Fransenschildkröte / Mata-mata

Taxonomía: Pertenece a la familia Chelidae, y es el único representante del género Chelus. No existen subespecies.  

Especies similares: Al ser una especie única en su género, no hay especies muy similares. Puede parecerse un poco a la tortuga aligátor (Macrochelys temminckii) y a la tortuga mordedora (Chelydra serpentina), en cuanto a agresividad y alimentación.

Morfología: Nos encontramos ante una especie excepcionalmente extraña. Suele ser de color marrón, más claro o más oscuro dependiendo de cada ejemplar. Tiene el cuerpo bastante plano, y los escudos tienen unas puntas que sobresalen en su centro. Tiene tres quillas longitudinales, y los escudos marginales terminan en punta, haciendo que el caparazón se asemeje a una hoja. El plastrón es más claro, y presenta unos dibujos oscuros resiguiendo las líneas que separan las placas.
La cabeza es también plana, casi del mismo color que el caparazón. Tiene muchísimos apéndices que le salen del cuello, y la cabeza es triangular. El cuello es bastante largo, como es habitual en la familia Chelidae. Tiene unas patas fuertes, bastante palmeadas.
En su conjunto, esta tortuga es casi invisible en el fondo de un lago, cosa que aprovecha para cazar sus presas.
Existen dos variedades: la del Orinoco y la del Amazonas. La variedad del Orinoco habita en algunas zonas de Colombia y Venezuela, en las cuencas del Orinoco, y presenta una coloración del plastrón mucho más clara y los juveniles presentan un caparazón más llamativo. La variedad del Amazonas habita en una gran parte del Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana, Surinam y Guyana Francesa.

Chelus fimbriatus
Chelus fimbriatus - Imagen cedida por Mauremys

Matamata (Chelus fimbriatus)
Matamata (Chelus fimbriatus) - Imagen cedida por Taipan Alejandro

Cabeza de Chelus fimbriatus
Cabeza de Chelus fimbriatus - Imagen cedida por Mauremys

Plastrón de una Matamata
Plastrón de una Matamata - Imagen cedida por Mauremys

Chelus fimbriatus - Tortuga mata mata
Vista inferior de la cabeza - Imagen cedida por Mauremys
 
Dimorfismo sexual: No es fácil diferenciar ambos sexos. En los machos se puede observar que el plastrón es un poco más convexo y la base de la cola es más ancha.  

Tamaño: Los ejemplares adultos pueden llegar a alcanzar hasta los 40 ó 45 cm de largo.

Distribución: Habita distintas zonas de Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana, Surinam y Guyana Francesa.

Hábitat: Esta especie habita lagos, estanques y otras zonas acuáticas de corriente lenta, con mucha vegetación y fondos fangosos.

Mantenimiento: Para tener adecuadamente esta especie se debe poseer un gran acuaterrario, con 4/5

domingo, 17 de julio de 2016

Ocadia (Mauremys) sinensis - Tortuga de cuello con franjas

Ocadia (Mauremys) sinensis - Tortuga de cuello con franjas
Ocadia sinensis - Imagen de Graphite
 
Ocadia sinensis (Gray, 1834)
Tortuga de cuello con franjas
Inglés: Chinese stripe-necked turtle
Alemán: Chinesische Streifenschildkröte

Taxonomía: El género Ocadia se compone únicamente de tres especies, siendo Ocadia sinensis la más habitual entre los aficionados. Ocadia sinensis no tiene ninguna subespecie.
Algunos autores la clasifican como Mauremys sinensis.

Especies similares: Es una especie que no da pie a la confusión, ya que es muy distinta al resto de especies. Actualmente se ha dividido el género Ocadia en tres especies, por lo que es posible que sea complicado diferenciar los ejemplares de cada una de ellas.
Sus hábitos son muy similares a los de las Chinemys reevesii.

Morfología: Las crías poseen un caparazón de color marrón claro, verdoso en muchos casos, con tres marcadas quillas longitudinales de color naranja. Con el paso de los años su caparazón se va oscureciendo y la coloración de las quillas va desapareciendo. Con la edad también se va suavizando el relieve de las tres quillas, aunque la central siempre permanece más visible.
El plastrón es amarillo claro con una mancha negra o marrón oscura en cada escudo, más o menos grande dependiendo de cada ejemplar.
La cabeza es de fondo gris con infinidad de finas rayas amarillas más o menos pálidas, de donde se deriva su nombre común.
La cola es bastante larga, y las patas traseras están muy palmeadas para poder nadar bien.

Mauremys sinensis
Cría de Ocadia sinensis - Imagen de Graphite

Chinese stripe-necked turtle
Juvenil de Ocadia sinensis - Imagen de Enric Pàmies

Ocadia sinensis
Adulto de Ocadia sinensis - Imagen de Enric Pàmies

Ocadia sinensis, plastrón
Plastrón - Imagen de Stefano Redaelli

Dimorfismo sexual: Los machos de Ocadia sinensis tienen la abertura cloacal situada lejos del caparazón. Tienen el plastrón un poco convexo y suelen tener un tamaño inferior.

Tamaño: Puede llegar a medir hasta 24 cm, aunque lo habitual es que midan unos 20 cm.

Distribución: Esta especie se distribuye por varias regiones del sureste de China, Hainan, Taiwan y Vietnam.

Hábitat: Vive en pantanos, lagos, estanques, canales, ríos de corriente lenta,... Les gustan las zonas muy tranquilas y con mucha vegetación sumergida y flotante donde poderse esconder.

Mantenimiento: Estas tortugas deben vivir en grandes acuaterrarios con 3/4 partes de zona acuática con

viernes, 15 de julio de 2016

Turtles of the World Vol.1 - Africa, Europe and Western Asia

Turtles of the World Vol.1 - Africa, Europe and Western Asia
Holger Vetter
Edition Chimaira, 2002
Isbn: 3-930612-27-5
96 páginas
Tapa dura
Idioma: Inglés / Alemán

Turtles of the World Vol.1 - Africa, Europe and Western Asia
Turtles of the World Vol.1 - Africa, Europe and Western Asia

Nos encontramos ante el primer libro de la colección Turtles of the World de Terralog. Este primer volumen está dedicado a las especies procedentes de Europa, Africa y Asia occidental.
Esta colección es más bien un álbum fotográfico de identificación de especies y hábitats que no un libro al uso, puesto que hay muy poca información escrita. Para ofrecer información sobre el mantenimiento en cautividad se detalla debajo de la imagen de cada especie una pequeña leyenda gráfica en que se explica el tipo de alimentación, tamaño de las instalaciones, tolerancia a las temperaturas bajas, nivel de agua, tipo de terrario/acuario, ...

En esta primera edición encontrábamos a faltar los detallados mapas de distribución que sí existían en los siguientes volúmenes. En 2011 se reeditó este libro incluyendo los mapas.

Es un libro muy recomendable, puesto que encontraremos muchas imágenes de cada especie, además mostrando ejemplares de distintas procedencias. Esto nos podrá ser de utilidad a la hora de identificar subespecies o de intentar determinar la procedencia de nuestros ejemplares.

Entre el gran número de especies que incluye este volumen podemos destacar Emys orbicularis, Mauremys leprosa, Mauremys rivulata, Centrochelys sulcata, Homopus areolatus, Dipsochelys dussumeri, Kinixys homeana, Malacochersus tornieri, Psammobates oculiferus, Pyxis arachnoides, Testudo graeca, Testudo hermanni, Trionyx triunguis, Pelomedusa subrufa o Pelusios subniger.
El autor se mostró especialmente generoso en la descripción de nuevas especies de Testudo, la mayoría de ellas variantes o subespecies de Testudo graeca, como por ejemplo Testudo anamurensis, T. armeniaca, T. floweri, T. nabeulensis o Testudo terrestris.


Ficha escrita por: Enric Pàmies

 

sábado, 9 de julio de 2016

Turtles of the Southeast

Turtles of the southeast
Kurt Buhlmann / Tracey Tuberville / Whit Gibbons
The University of Georgia Press, 2008
Isbn: 978-0-8203-2902-4
252 páginas
Tapa blanda
Idioma: Inglés

Turtles of the southeast
Turtles of the Southeast

En el sureste de los Estados Unidos de América existen una gran variedad de especies de tortugas. En este libro encontraremos breves fichas de todas ellas con mapas de distribución y buenas imágenes donde nos explicarán su distribución, hábitat, reproducción, descripción, variaciones, ...
Se trata de una guía muy amena y visula ideal para los amantes de las tortugas americanas.

ÍNDICE:

ALL ABOUT TURTLES
- Why turtles?
- Defining the Southeast
- Naming turtles
- Turtle diversity

GENERAL BIOLOGY OF TURTLES
- Morphology
- Activity
- Food and feeding
- Reproduction
- Defense
- Predators
- Age and longevity
- Maturity

TURTLE HABITATS IN THE SOUTHEAST
- Terrestrial habitats
- Freshwater wetland habitats
- River system habitats
- Brackish water habitats
- Marine habitats

SPECIES ACCOUNTS
- Organitzation and order of species accounts
- Basic features of the species accounts
- Terrestrial turtles
- Semiaquatic turtles
- Riverine turtles
- Brackish water turtles
- Marine turtles
- U.S. species not found in the Southeast

PEOPLE AND TURTLES
- What is herpetologist
- Keeping turtles as pets
- Turtles as food


Ficha escrita por: Enric Pàmies

 

jueves, 7 de julio de 2016

Ciclado del acuario

El ciclado o maduración del acuario es el tiempo que se necesita para que el acuario se pueda considerar maduro, es decir, para que se haya desarrollado correctamente la población bacteriana que permitirá procesar el amonio, amoníaco y nitritos de tal forma que no afecte a la vida de sus habitantes.

Ciclo del agua - Ciclado (maduración) del acuario
Ciclo del agua

Ciclo del agua
El ciclo del agua se divide en los siguientes procesos:
- Los restos de plantas y animales muertos y el exceso de alimentos producen Amoníaco (NH3).
- La respiración, la urea y los excrementos de los animales producen Amonio (NH4)
- Las bacterias Nitrosomonas convierten el amonio y el amoníaco en Nitritos (NO2).
- Las bacterias Nitrobacter convierten los Nitritos en Nitratos (NO3).
- Las propias plantas del acuario se nutren de los nitratos. Otra fracción de nitratos será extraída mediante cambios de agua periódicos.

Ciclado del acuario
Para conseguir que proliferen suficientes bacterias capaces de asimilar los deshechos de los peces o tritones, deberemos ciclar o madurar el acuario previamente.
Un mes antes de introducir animales montaremos el acuario introduciendo el sustrato, las plantas y los elementos necesarios (decoración, calentador, filtro, ...). Llenaremos el acuario con agua sin cloro (si es agua del grifo debería dejarse en una botella abierta para que se evapore el cloro).
Cada 4-5 días introduciremos en el agua dos o tres escamas de alimento para peces. Al no existir de un principio las bacterias necesarias, si hubiera un exceso de amonio y amoníaco (producido por los peces y los restos de alimentos) se saturaría el agua de estos componentes provocando la muerte de los animales. Con la introducción de unas pocas escamas conseguimos una producción de amoníaco gradual, de tal forma que permite la proliferación de nitrosomonas sin llegar a saturar el agua.
Las nitrosomonas irán convirtiendo poco a poco el amoníaco en nitritos, consiguiendo a su vez la proliferación de nitrobacter.
Las bacterias nitrobacter convertirán los nitritos en nitratos, y éstos servirán de nutrientes para las plantas.
Al cabo de aproximadamente un mes conseguiremos que los niveles de amonio y nitritos sea 0, y que los nitratos sean inferiores a 40 ppm. Llegados a este punto podremos proceder a incorporar animales de forma gradual, para que las poblaciones de bacterias puedan asimilar los nuevos aportes de amonio y amoníaco.
Durante el proceso, y de forma permanente, se recomienda cada semana cambiar un 20% del agua del acuario. Este cambio favorecerá la eliminación de un posible exceso de nitratos.

Si conseguimos tener un acuario con un volumen de litros y una cantidad de plantas proporcionados al tipo y cantidad de animales que albergue, el ciclo del agua no se desajustará. En muchos casos puede incluso permitirnos obviar la utilización de un filtro mecánico, ya que las plantas pueden realizar la función filtradora sin problemas.
Si existen suficientes plantas mantendrán los niveles de nitratos bajos, lo que impedirá la proliferación de algas.

Carpín en un acuario bien madurado
Carpín en un acuario bien madurado - Imagen de Enric Pàmies

Elementos a tener en cuenta
Es importante que, como se ha comentado, desde el inicio se hayan incorporado el sustrato, las plantas, los elementos decorativos y el filtro (si es necesario). En estos elementos se asentarán las poblaciones bacterianas.
Se recomienda que además de poner en el acuario peces o tritones se liberen Daphnia, gambas de agua dulce (como por ejemplo Neocaridina) y caracoles (como Physa y Planorbis). Estos animales contribuyen a la eliminación de microalgas, algas y se alimentarán también de los restos de comida y deshechos orgánicos.

Tritón jaspeado en un acuario
Tritón jaspeado (Triturus marmoratus) - J. L. Gómez de Francisco © - www.gomezdefrancisco.es

Acuarios para tortugas
El caso de las tortugas acuáticas merece un apartado propio. Las tortugas comen mucho y además liberan una gran cantidad de urea y excrementos, que sumados a los restos de comida hacen que el ciclo del agua se descompense.
Si quieren mantenerse estos animales en acuarios sin necesidad de realizar cambios totales de agua deberán tenerse en cuenta los siguientes factores:
- El acuario deberá se rlo más amplio posible. Cuantos más litros de agua contenga, mayor será la capacidad de asimilación de amonio y amoníaco.
- Deberá tener un potente filtro que elimine los restos sólidos del agua y cree colonias bacterianas mayores.
- Las tortugas suelen comerse o desenterrar las plantas. Si es posible recomiendo partir el acuario en dos partes: una parte mayor para que vivan las tortugas y una pequeña parte separada con una malla donde podremos poner algunas plantas, gambas y caracoles, que ayudarán a mejorar el ciclo del agua.
- Si es posible se recomienda que se les dé el pienso en un recipiente a parte. De esta forma evitaremos que los restos de pienso ensucien el agua.
- Si además ponemos guppys (aguas templadas) o gambusias (aguas frías) estos animales ayudarán a eliminar los restos de comida.

Sternotherus carinatus en un acuario
Sternotherus carinatus en un acuario - Imagen de Enric Pàmies


Artículo escrito por: Enric Pàmies


martes, 5 de julio de 2016

Varanus macraei, el varano arborícola de manchas azules

Varanus macraei, el varano arborícola azul
Varanus macraei - Imagen de Sergi Panareda Ruiz

Varanus macraei (Böhme & Jacobs, 2001)
Varano de MacRae, Varano arborícola de manchas azules
Inglés: Blue-spotted tree monitor, Blue-spotted monitor, Blue tree monitor

Taxonomía: Varanus macraei pertenece al grupo prasinus, un grupo de varanos arborícolas que hasta hace poco más de una década únicamente comprendía 5 especies. En los últimos años se han descrito tres nuevas especies, entre las que encontramos Varanus macraei.
El nombre de la especie hace honor a Duncan MacRae, fundador del Rimba Reptile Park, en Bali.

Especies similares: Debido a su peculiar coloración de tonos azules es una especie fácilmente identificable.

Morfología: Este varano es probablemente una de las especies más espectaculares de su género. Tiene una coloración negra con una gran cantidad de manchas de distintos tamaños de tonos azulados intensos. La zona de la boca es de un color azul más pálido, casi blanco en algunos casos. Posee unas patas muy fuertes con unas impresionantes garras que les permiten trepar por los árboles con facilidad. Su cola prénsil es otra gran adaptación a la vida arborícola.
Pueden llegar a medir hasta 110 cm desde la cabeza hasta la punta de la cola.

Varano arborícola azul
Podemos observar en este caso su cola prénsil - Imagen de Sergi Panareda Ruiz
 
Dimorfismo sexual: Los machos suelen tener un tamaño superior al de las hembras, además de tener una cabeza también mayor. La mandíbula inferior tiene una forma más recta en las hembras, siendo ligeramente curvada en los machos.

Distribución: Esta especie habita únicamente en la pequeña isla de Batanta, en Indonesia.

Varanus macraei, the blue tree monitor
Varanus macraei - Imagen de Sergi Panareda Ruiz

Hábitat: La isla de Batanta está repleta de bosques tropicales en los que podemos encontrar esta fascinante especie. La humedad ambiental suele rondar entre el 65% y el 100% y la temperatura oscila entre 28ºC y 37ºC. No existe una gran variación entre la temperatura nocturna y diurna.

Alimentación: Su alimentación en libertad se compone básicamente de invertebrados, tales como escarabajos, saltamontes, grillos o polillas, además de otros pequeños reptiles, huevos e incluso

domingo, 3 de julio de 2016

The turtles of Mexico

The turtles of Mexico. Land and freshwater forms
John M. Legler / Richard C. Vogt
University of California Press, 2013
Isbn: 978-0-520-26860-9
402 páginas
Tapa dura
Idioma: Inglés

The turtles of Mexico
The turtles of Mexico

Esta completísima obra trata las distintas especies de quelonios que habitan en México, un país con una importante variedad faunística y con un gran número de hábitats distintos.
Entre otras especies, en México podemos encontrar Dermatemys mawi, Staurotypus triporcatus, Claudius angustatus, Kinosternon alamosae, Kinosternon creaseri, Apalone atra, Gopherus berlandieri, Pseudemys gorzugi, Terrapene mexicana, Rhinoclemmys rubida o Chelydra serpentina.

Cada especie es tratada a fondo, dividiendo la información en los siguientes apartados: etimología, diagnosis, descripción general, proporciones básicas, fósiles, distribución, hábitat, hábitos y comportamiento, reproducción, crecimiento, enfermedades, poblaciones, conservación.

Se trata sin duda de un gran libro, con muchísima información de utilidad sobre todas las especies presentes en México.


Ficha escrita por: Enric Pàmies

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...