martes, 31 de enero de 2017

Parasitosis comunes en Reptiles: SAURIOS. ¿Cómo diagnosticar y como tratar?


Por: Xavier Valls, Clínica Veterinaria Exotics, Barcelona
www.clinicaveterinariaexotics.com

Parásitos en Iguana

Resumen:
Los parásitos son muy comunes en los reptiles en estado salvaje y cuando se mantienen en cautividad.  Debemos pensar que son la tercera causa de mortalidad en animales que se mantienen como mascotas y que por este motivo es importante eliminarlos del animal y de su entorno. En ocasiones es prácticamente imposible eliminar al 100% la presencia de parásitos en los saurios mantenidos en condiciones de terrario o en semi-libertad, sin embargo reducir la tasa parasitaria siempre ayudará al reptil. Una tasa baja de parásitos asegura una buena absorción de los nutrientes, mejores digestiones,  evita que se produzcan anemias,  los animales están menos inmunodeprimidos,  etc. Es importante saber que además los parásitos externos (garrapatas sobre todo) pueden ser portadores de enfermedades graves para nuestros animales. 

Tenemos parásitos externos que afectan a la piel, orejas, narinas y  fosetas  termoreceptoras (en las serpientes) y parásitos internos que encontramos en el sistema digestivo, respiratorio, renal  y circulatorio. Una correcta anamnesis y un estudio al microscopio óptico de los parásitos externos que visualizamos y  de las secreciones bucales, orina y heces nos permitirá identificar fácilmente a los parásitos más comunes y elaborar un buen plan terapéutico para eliminarlos.

No solemos recomendar realizar desparasitaciones sistemáticas sin una previa exploración del reptil ni sin un análisis de orina y heces.

¿Qué nos indica que un animal tiene parásitos?
Signos  generales:
pérdida de apetito, disminución de peso, inactividad y letargia, falta de crecimiento y fallo reproductivo.

Signos específicos:
vómitos, regurgitación, diarrea, deshidratación, emaciación, anorexia, depresión, agitación, alteraciones neurológicas y muerte del animal.

¿Cómo trabajamos  los veterinarios cuando atendemos a un animal sospechoso de estar parasitado?
La metodología que seguimos en todos los casos es la misma:
1) Exploración física general del animal
2) Anamnesis completa, observación macroscópica de las heces/orina/secreciones
3) Análisis directo  al microscopio de la orina y de las heces (a poder ser frescas o recién hechas)
4) Estudio bajo lupa de los parásitos externos en caso de detectar la presencia de éstos

Cuando hay secreciones en cavidad oral, realizamos el estudio de éstas mediante observación directa al microscopio óptico y/o realizando citología y tinción con Diff Quick y observación al microscopio.

Ácaro presente en colecciones de saurios y serpientes: Ophyonissus natricis
Ácaro presente en colecciones de saurios y serpientes: Ophyonissus natricis

Parásitos comunes en Saurios: los parásitos  en los saurios mantenidos como mascota son frecuentes. En la naturaleza, la mayor parte de los animales tienen un cierto grado de parásitos
intestinales y/o externos, sin que éstos influyan es su crecimiento, absorción de nutrientes, etc.
 
Una buena higiene y profilaxis que incluya una desparasitación sistemática minimiza el riesgo de contraer parásitos intestinales en los saurios. Por otra parte, en grupos extensos de animales, se recomienda una desparasitación basada en lo observación de los parásitos que encontramos en los análisis directos. Se debe evitar introducir animales nuevos en colecciones correctamente desparasitadas sin pasar por una cuarentena y desparasitación preventiva. Los casos de parasitosis  externas en grupos de saurios al igual que en grupos de ofidios, deben ser tratados a consciencia, actuando sobre los animales y sobre el medio donde viven. Se pueden usar baños con agua tibia para disminuir la tasa de parásitos externos, aunque no los eliminamos por completo prácticamente nunca.

Enumeramos a continuación los parásitos más comunes que vemos en saurios:

1)    Parásitos externos: Hirstiella trombiidiformis en Iguánidos (sobre todo en Iguana iguana y en gecónidos), ácaro rojo o naranja  de las Pogonas (ácaros de la familia Pterygosomatidae). En animales importados, solemos ver la presencia de garrapatas.

Hirstiella trombiidiformis en Iguana

Hirstiella trombiidiformis en Iguanas

Acariasis en Pogona vitticeps

Acariasis

Ácaros

Garrapatas en reptiles

2)    Parásitos intestinales: nematodos (oxiúridos, estrongílidos y áscaris, gusanos redondos), platelmintos (tenias o gusanos planos), coccidios (Eimeria spp y Isospora spp), protozoos flagelados (trichomonas) y  amebas. Criptosporidios (en gecos y pogonas principalmente)

Oxiúridos

Áscaris - Gusanos redondos

Oxiúridos en reptiles

Huevo ampliado de un áscaris
Huevo ampliado de un áscaris

Cestodos

Gusanos planos: Cestodos

Coccidios

Tricomonas

Amebas

Criptosporidios

3)    Parásitos en las vías urinarias: protozoos flagelados (Hexamita spp)

Hexamita

4)    Parásitos sanguíneos: nematodos (filarias) y protozoos (plasmodium,     hemogregarinas, etc.)

Parásitos hemáticos

Parásitos hemáticos
Plasmodium spp en sangre periférica de una tortuga

Las filarias normalmente se localizan en el torrente sanguíneo, pero suelen migrar al tejido subcutáneo y al músculo (como los anisakis de los peces). Aquí os mostramos un camaleón infestado de gusanos redondos de la familia de las filarias:

Filarias subcutáneas

¿Cómo tratamos a  un animal parasitado?
Cada tipo de parásito se trata de una manera distinta. Debemos conocer si estos parásitos están en el ambiente, si se transmiten de forma directa entre animales que conviven juntos o bien si se transmiten de forma indirecta (a través del alimento, agua…).

Lo que recomiendo si se detecta o sospecha de un proceso parasitario en nuestro saurio, es intentar identificar de qué parásito se trata. Si es un parásito externo es de suma importancia acudir al veterinario con el animal y alguno de los parásitos recogidos del animal o del ambiente. Es muy útil pegar a los parásitos externos en una tira de papel adhesivo transparente, esto nos permitirá mirar el parásito bajo la lupa o microscopio. Si se sospecha de parásitos intestinales, se debe acudir al veterinario con una muestra de las heces del animal. Bajo el microscopio, detectaremos los parásitos unicelulares (tricomonas, amebas, coccidios y criptosporidios), pero también los huevos de los parásitos pluricelulares o metazoos: gusanos redondos y planos.

Tratamos en función de lo que vemos, no de forma rutinaria con todos los productos que existen para eliminar todos los parásitos que pueden tener. Por ello la importancia de identificar qué parásito está afectando al animal en un momento determinado.

Los medicamentos que usamos para tratar a los lagartos con parásitos son varios. Los enumeramos a continuación e indicamos para qué parásitos se usan, pero es función del veterinario administrar las dosis y pautas correctas de estos medicamentos. Os recordamos que muchos de estos productos si no son usados adecuadamente pueden ser tóxicos para el animal.

Parásitos externos: usamos baños de agua tíbia, vermectinas y el fipronilo. Para las garrapatas, usamos las vermectinas y la extracción manual de éstas con precaución de no dejar la boca de la garrapata enganchada en la piel del reptil.

Parásitos digestivos: usamos diferentes compuestos químicos para eliminar los gusanos internos, vermectinas y derivados imidazólicos  para los gusanos redondos, el praziquantel para los gusanos planos, el toltrazurilo para los coccidios, el metronidazol para las tricomonas o protozoos flagelados y para las amebas, y la paramomicina para los criptosporidios.

Enlaces de interés:
http://www.clinicaveterinariaexotics.com/index.php/blog/21-reptiles/111-articulo-portada
http://www.clinicaveterinariaexotics.com/index.php/blog/21-reptiles/119-endoscopia-en-reptiles
http://www.merckvetmanual.com/exotic-and-laboratory-animals/reptiles/parasitic-diseases-of-reptiles
http://www.anapsid.org/mites.html
http://www.anapsid.org/parasites1.html
http://www.reptilesmagazine.com/Reptile-Parasites/

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...