miércoles, 8 de febrero de 2017

Construcción de un terrario de cristal para Geochelone elegans

En este artículo vamos a ver como construir un terrario de 200 x 50 x 40 cm (largo x ancho x alto) de cristal para alojar a tortugas terrestres de pequeño y mediano tamaño, en mi caso Geochelone elegans.

Terrario para Geochelone elegans
Terrario para Geochelone elegans

Muchos de los aficionados a la terrariofilia que deciden mantener tortugas en recintos interiores no ven otra salida que construir sus propios terrarios y acuaterrarios dado que en el mercado no hay demasiados productos que se adapten a las necesidades de estos animales y en los que existen el precio suele ser bastante elevado.
La mayoría de los terrarios que podemos encontrar son cajones cerrados, ya sean de cristal, plástico u otros materiales, con cristales frontales correderos. Los de gran tamaño no son muy cómodos a la hora de llevar a cabo tareas de limpieza dado su acceso frontal, y la ventilación que tienen es bastante escasa.

Detalle del terrario

Otra opción bastante extendida es la utilización de acuarios destinados a peces como alojamiento de nuestras mascotas, teniendo el principal inconveniente en el caso de las tortugas que son demasiado estrechos y altos mientras que lo que buscamos a la hora de mantener una tortuga es conseguir una amplia zona donde puedan dar sus paseos diarios sin que sientan el “efecto pasillo” que estos alojamientos proporcionan.

Por ese motivo muchos aficionados se ven casi obligados a construir sus propios alojamientos artesanales. Los más comunes son cajones grandes de madera con apertura superior, pero que tienen el inconveniente que para poder ver a los inquilinos de dicho alojamiento, solo podremos disfrutar de ellos vistos desde arriba y que estéticamente no quedan muy vistosos.
Otra opción es a la que yo he recurrido creando un cajón como el del caso anterior pero utilizando cristal en vez de madera para su construcción. En apariencia son como grandes acuarios pero de un ancho mayor y una altura menor para así facilitar labores de limpieza.

En mi caso hace tiempo hice dos acuaterrarios de 100 x 50 x 40 cm de cristal para alojar tortugas acuáticas y al tenerlos desaprovechados opté por unirlos creando así un único terrario de 2m de largo. Pero este caso vamos a tratarlo como si fuese directamente un único terrario de 200 x 50 x 40 cm.

Los materiales utilizados son los siguientes:
2 cristales de 5mm de grosor de 200 x 40 cm.
2 cristales de 5mm de grosor de 50 x 40 cm.
1 cristal de 5 u 8mm de grosor de 200 x 51 cm. (aconsejo que sea de 8mm porque es que actúa como base)
5 m de perfil de aluminio en forma de “L” de 20 x 20mm
5 m de perfil de aluminio en forma de “U” de 8 x 8mm (interior 6mm)
Silicona neutra de color transparente

Lo primero a la hora de empezar a construir el terrario es tener un sitio amplio para maniobrar sin problemas. Antes de empezar limpiamos con alcohol o acetona los bordes de todos los cristales quitando impurezas y aceites, para que a la hora de pegar no haya problemas.

Terrario de 200 x 50 x 40 cm

Empezaremos por hacer el rectángulo con los perfiles en “L” que servirá como guía para después montar los cristales que forman las paredes del terrario. Seguidamente  damos un cordón de silicona
al perfil y encajamos el cristal que hace de base. A continuación disponemos los cristales que harán de paredes pegándolos también con silicona ayudándonos de una escuadra.
Para hacer un trabajo más fino y que la silicona agarre bien, recomiendo utilizar cinta de carrocero pegándola a unos centímetros de los bordes y deslizar el dedo mojado en agua jabonosa por el cordón de silicona. De esta forma la silicona penetrará bien en la unión de los cristales adquiriendo un mayor agarre y antes de que se seque del todo la silicona, quitamos con cuidado la cinta de carrocero quedando un cordón perfecto.
Al ser un alojamiento destinado a tortugas terrestres no es necesario que el cordón de silicona sea muy grueso porque no habrá riesgo de fugas como pasaría en un acuaterrario o acuario.
Cuando esté bien seco (mirar los tiempos de secado de la silicona utilizada), pegamos el perfil en forma de “U” en el borde superior así protegemos el cristal y a parte actúa como embellecedor.

Una vez construida la urna procedemos a la construcción de la pantalla de luces que irá en la parte superior apoyada en las paredes laterales que tendrá unas dimensiones de 200 x 20 x 12 cm (largo x ancho x alto).

Los materiales utilizados son los siguientes:
Un tablero de madera de pino de 200 x 60 cm de 16mm de grosor
Tornillos de contrachapado de 45mm
Cola de carpintero
Barniz para madera de pino

Geochelone elegans en el terrario

Para el ensamblado de las piezas se aplica un cordón de cola de carpintero en los cantos a unir y se hace, con una broca fina de madera, un orificio para que al introducir el tornillo nos resulte más fácil y no se agriete la madera.
Una vez ensamblados todos los paneles de madera que forman la pantalla de luces hacemos un orificio en la parte trasera para el paso de cables de alimentación.
Recomiendo forrar la parte interior con planchas de aluminio reflectante para proporcionar una mayor luminosidad.
La pantalla está compuesta de 2 portafluorescentes de 60cm y cuatro casquillos cerámicos donde irán bombillas cerámicas y bombillas de bajo consumo que les proporcionarán luz pero sin calor. También incluiré una bombilla de vapor de mercurio (Powersun) que les proporcionarás a nuestros habitantes los valores óptimos de radiación UVa y UVb pero que no irá en la pantalla sino en su portalámparas específico (también podría instalarse en uno de los casquillos cerámicos de la pantalla).

Una vez realizada la instalación eléctrica nos disponemos a dar un lijado al exterior de la pantalla y una primera mano de barniz. Tras esperar el tiempo de secado  indicado por el fabricante, damos un lijado fino y aplicamos una segunda capa de barniz. Utilizaremos el barniz que más nos guste, en mi caso un barniz transparente que dará un aspecto del color natural del pino pero protegiendo la madera.

Con esto ya tendremos construida la pantalla de luces y la urna con lo que solo queda decorar ésta última.
Para darle un aspecto natural al fondo podemos optar por unas planchas de espuma de poliuretano y fibra de vidrio que imitan a la piedra, pizarra, ladrillos…, las encontraréis sin problemas en grandes superficies de bricolaje. Suelen tener unas medidas de 120 x 85cm.
Yo he optado por una piedra rústica de tonos claros que dará más luminosidad al recinto. Se corta en las medidas necesarias y se pega en el cristal posterior con un pegamento instantáneo de secado rápido.

Tortuga en su terrario

En la parte derecha se observa el fondo imitando piedra rústica

También podemos adornar el recinto con plantas (naturales o de plástico), troncos, piedras, etc.

Detalle de una cueva

Troncos, cuevas y plantas harás que el terrario sea más natural

De esta forma proporcionaremos a nuestros animales un recinto de interior con un aspecto natural, espacio para pasear y una vistosa apariencia que hará que quede elegante en cualquier sitio de nuestra casa.

Artículo e imágenes: Enrique Bustos Lozano

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...